lunes, 17 de febrero de 2014

Abbas, Jerusalén y su paz imposible

Abbas, Jerusalem y su paz imposible

El presidente palestino, Mahmoud Abbas pide a Israel renunciar a la soberanía sobre Jerusalén como requisito previo para las conversaciones de paz, negando abiertamente la historia judía en la ciudad santa.

Mahmoud Abbas, PA President

El Presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, durante un discurso en la fiesta musulmana de al-Isra wa al-Miraj, que conmemora el viaje nocturno de Mahoma de La Meca a Jerusalén, declaró “ No habrá paz sin Jerusalem, ningún estado sin Jerusalem ni estabilidad sin Jerusalem. No aceptaremos cualquier capital que no sea Jerusalem”. Y añadió: “La responsabilidad en la defensa y en la restauración de Jerusalem y en la purificación de sus lugares sagrados no es solamente de los palestinos, sino de toda la nación árabe, islámica y cristiana”.

Abbas pidió a los musulmanes y cristianos visitar Jerusalén, para hacer hincapié en “la profundidad árabe e islámica de la ciudad”. Abbas se refiere habitualmente a la historia cristiana e islámica de Jerusalén , pero ignora y niega la historia de los judíos en la ciudad. También en el pasado, la Autoridad Palestina negó cualquier conexión judía con el Muro de los Lamentos .

Jewish Women Praying at the Western Wall

En cambio, las reclamaciones de Autoridad Palestina sobre el Muro de los Lamentos es que Al Buraq, el caballo de Mahoma, descansaba en el Muro durante el viaje nocturno de Mahoma al cielo.Sin embargo, Shmuel Berkowitz, autor de La Guerra en los Santos Lugares, establece que el Muro Occidental sólo ganó importancia religiosa musulmana durante los últimos 100 años.

Por otra parte, Abbas se refiere a los barrios judíos de Jerusalem como asentamientos, y afirma que Jerusalem se encuentra actualmente bajo la ocupación, a pesar de que el derecho internacional reconoce el derecho de los judíos a la ciudad santa. Afirmó también que Israel está “falsificando los hechos, nombres y caracteres” en Jerusalem, sin producir ninguna prueba de esto. Además, Abbas amenazó con emprender acciones más unilaterales contra Israel y saludó a los terroristas palestinos en cárceles israelíes que, según él, deben ser puestos en libertad como una condición previa para un acuerdo de paz.

LA AUTORIDAD PALESTINA A VUELTAS CON EL PASADO

Los líderes palestinos en el pasado han exigido compromisos insostenibles de Israel. El miembro del comité ejecutivo de la OLP, Hanan Ashwari declaró: “Nuestra lucha continuará hasta que asistamos a la creación de un Estado palestino independiente en las fronteras de 1967 con Jerusalén Oriental como su capital”. El negociador jefe de la OLP, Saeb Erekat, recomendó a Israel que detenga la construcción en Judea y Samaria, así como en el este de Jerusalén, con el fin de volver a las indefendibles fronteras de 1967, como base para futuras negociaciones de paz, a pesar de que  el Consejo de Seguridad de la ONU, en la resolución 242, no obliga expresamente a Israel a retirarse de todos los territorios que Israel capturó en la guerra de los Seis Días.

EL DERECHO INTERNACIONAL APOYA ISRAEL

La especialista en Derecho Internacional, Eugene Rostow, quien también se desempeñó como subsecretaria de Estado norteamericano para Asuntos Políticos durante la Guerra de los Seis Días, declaró: «La resolución 242, que como subsecretaria de Estado para asuntos políticos entre 1966 y 1969 ayudé a producir, hace un llamamiento a las partes para la paz, y permite a Israel administrar los territorios que ocupó en 1967 hasta que se logre “una paz justa y duradera en el Oriente Medio”. Cuando se efectúe la mencionada y anhelada paz, Israel estará obligado a retirar sus fuerzas armadas de los territorios que ocupó durante la Guerra de los Seis Días – no de “los” territorios ni de “todos” los territorios, sino de algunos de los territorios“.

LA SEGURIDAD ISRAELI REQUIERE LA SOBERANÍA DE JERUSALÉN

Abba Eban with Ben-Gurion and Harry Truman

El ex canciller israelí Abba Eban se refirió a las fronteras de 1967 como “fronteras de Auschwitz” para reiterar que la devolución de los territorios garantizaría la destrucción de Israel. Ebban hizo esta declaración cuando los palestinos eran mucho más débiles militarmente. El ministro de Turismo israelí, Uzi Landau hizo hincapié en que “antes del 67, no tenían Keytousha cohetes y misiles. Hoy estos están bajo la propiedad de Hezbolá en el norte y de Hamás en el sur; lo que constituye una amenaza estratégica para Israel”. Por lo tanto, Israel debe tener siempre una Jerusalem unida como capital del pueblo judío.


Por Rachel Avraham, escritora del personal de United with Israel

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada