martes, 28 de octubre de 2014

Increíble respuesta de madre que casi mata a su hijo de hambre

Increíble respuesta de madre que casi mata a su hijo de hambre

El pequeño, de cuatro años, solo pesaba 8 kilos. Había sido encerrado en una habitación y lo alimentaban con sobras


Momento de la intervención policial en la vivienda. (Foto: Facebook)


Adelaida (Agencias)


Un impactante caso tiene sorprendida a toda la comunidad de Adelaida, en Australia. La policía recibió la llamada de una mujer que denunciaba estar siendo víctima de agresiones por parte de su pareja.

Al acudir al lugar, los oficiales encontraron mucho más que una pelea. El piso de la casa estaba cubierto por capas de basura. Botellas, bolsas y papeles estaban regados por toda la vivienda. Sin embargo, lo más impactante fue encontrar a un niño de 4 años encerrado en un pequeño cuarto.



Este era el cuarto en el que el menor permanecía encerrado. (Fotos: Facebook)

El menor sufría de una grave desnutrición, pesaba 8,4 kilos, y deshidratación. Los médicos que trataron al niño señalaron que si el menor hubiese permanecido por dos días más en esa situación, seguramente habría muerto. 

Sin embargo, la sorpresa de los agentes no terminó con ese hallazgo. Fueron las declaraciones de la mujer las que generaron mayor indignación. La madre del menor declaró que estaba demasiado ocupada teniendo sexo con su pareja como para atender al niño.


Así lucía el apartamento de la pareja. (Fotos: Facebook)

"No me relacioné con mi hijo como debería haberlo hecho. En lugar de eso, estaba demasiado ocupada teniendo sexo con mi pareja", declaró la mujer de 24 años.

En la cuenta de Facebook de la mujer se podían observar los platos que cocinaba a diario, como asados de carne o postres de chocolate, mientras que el niño solo recibía las sobras, las cuales eran pasadas por debajo de la puerta.


La mujer publicaba fotografías de la comida que preparaba normalmente. El niño comia sobras pasadas por debajo de la puerta. (Foto: Facebook)

El padre, de 28 años, también fue interrogado. "Nosotros lo alimentábamos bastante todos los días. Le pasábamos los platos con comida debajo de la puerta. Por lo que podíamos escuchar, era bastante feliz", se defendió el hombre.

Las autoridades internaron al menor en una institución que cuidará de él hasta que la justicia dicte una sentencia en contra de los padres. El juicio se llevará a cabo en diciembre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada