miércoles, 5 de octubre de 2016

El poderoso huracán Matthew deja Cuba y se dirige a Bahamas y Florida tras su devastador paso por Haití

El poderoso huracán Matthew deja Cuba y se dirige a Bahamas y Florida tras su devastador paso por Haití

Redacción
BBC Mundo

Matthew golpeó Cuba el martes tras un devastador paso por Haití.

El huracán Matthew, el más poderoso del Atlántico en casi una década, dejó atrás la isla de Cuba y continúa curso rumbo a Bahamas y después a Florida, Estados Unidos.

Matthew, ahora de categoría 3, tocó tierra en el extremo este de Cuba a última hora de la tarde del martes después de haber golpeado fuertemente República Dominicana, donde dejó cuatro muertos, y Haití, donde el saldo provisional es de cinco muertos, 14.000 desplazados y severos daños materiales.

A territorio cubano, Matthew llegó como huracán de categoría 4. El ojo de la tormenta entró por Punta Caleta, en la provincia de Guantánamo, el martes a las 6 de la tarde y se mantuvo estacionario durante varias horas hasta que salió de la isla esta madrugada.

Al dejar Cuba, las ráfagas bajaron a 215 km/h, aunque seguía siendo considerado de categoría 4. Los vientos huracanados se extienden a lo largo de 75 km alrededor del ojo.

La estela de destrucción dejada por el huracán Matthew tras pasar por el Caribe

Se espera que Matthew siga en dirección norte durante las próximas horas y que el miércoles gire hacia el noroeste. Este jueves atravesará Bahamas y se espera que durante la noche pase "muy cerca" de la costa este de Florida.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos amplió las zonas de la península de Florida que considera en peligro de sufrir vientos huracanados el jueves.

El paso por Haití y República Dominicana

Además de dejar cuatro muertos, el huracán Matthew provocó daños en al menos 200 viviendas en República Dominicana, dijeron funcionarios después de que la tormenta sacudiera la isla que el país comparte con Haití.

Las autoridades dominicanas se vieron obligados a evacuar a casi 800 personas. Las fuertes lluvias y los intensos vientos dejaron asiladas 31 localidades, informó el Centro de Operaciones de Emergencia local.

Muchas zonas costeras de Haití se vieron afectadas por las inundaciones.

En Haití, el huracán tocó tierra cerca de Les Anglais, en el extremo oriental del país, hacia las 7 de la mañana hora local (11 GMT).

Informes desde la costa sur indican que varias comunidades quedaron anegadas.

El alcalde de Les Cayes, Jean Gabriel Fortuné, le dijo a la BBC que casi todos los edificios de la ciudad habían perdido sus techos por los fuertes vientos y muchas de las casas más débiles habían sido destruidas.

Mientras que las calles estaban inundadas por la marejada.

Matthew llegó a la costa de Haití con vientos de más de 230 kilómetros por hora, uno de los huracanes más fuertes desde 2007.

El funcionario agregó que hubo numerosas muertes, aunque no precisó la cifra.

Según el periódico Diario Libre, de República Dominicana, el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) informó que cuatro personas habían muertoa causa de los deslizamientos de tierra producidos por las lluvias: dos niñas de ocho y diez años, un niño de cinco años, y un oficial retirado.

El presidente interino de Hatí, Jocelerme Privert, dijo más temprano que algunas personas que no habían respetado las alertas habían muerto, pero no dio más detalles.

Haití es uno de los países más pobres del mundo y muchos de sus 11 millones de habitantes viven en zonas propensas a las inundaciones y en viviendas endebles.

El país no se ha recuperado del devastador terremoto de 2010 ni de una extensa epidemia de cólera que trajeron soldados de Naciones Unidas.

Así se ve el huracán Matthew desde la Estación Espacial Internacional

Nick Bryant
Enviado especial de la BBC desde Jimaní, en la frontera entre República Dominicana y Haití

Haití ha recibido un golpe brutal. Las condiciones aquí son atroces. Dar un paso fuera es igual a empaparse en cuestión de segundos.

Los más vulnerables fueron quienes viven en las chozas a lo largo de la costa occidental. Allí, las grandes marejadas son el principal peligro.

La gente aquí se enfrentan a inundaciones que amenazan sus vidas y la probabilidad de deslizamientos de tierra en un paisaje sin árboles.

Esta tormenta de categoría 4 llega a este empobrecido país que todavía trata de recuperarse del terremoto de 2010 que mató a más de 200.000 personas, y una epidemia de cólera que llegó después del sismo.

Muchos de ellos viven en los barrios marginales que ofrecen poca protección contra los fuertes vientos y lluvias. Y muchos se negaron a evacuar, por temor a que sus pocas pertenencias que les quedan fuesen robadas.


Refugios

Las autoridades haitianas informaron que se han construido unos 1.300 refugios, suficientes para acomodar a 340.000 personas. Los dos aeropuertos del país están cerrados.

A pesar de que algunos haitianos han rehusado trasladarse a los refugios, un ciudadano de Puerto Príncipe aseguró que la comunidad se uniría para hacerle frente al peligro de la tormenta.

"Estamos en comunicación entre nosotros por nuestros propios medios. Le informaremos al pueblo cómo está la situación. Si las cosas se ponen mal, nos uniremos".

Familias en Haití rechazaban los llamados de los empleados de protección civil para moverse a refugios ante la llegada de Matthew.

Haití aún se recupera del terremoto que devastó ciudades como Puerto Príncipe en 2010.

En la capital de Jamaica, Kingston, hubo oleaje elevado pero la alerta se redujo luego de que el huracán tomó una trayectoria que se alejaba de la isla.

En Jamaica, el gobierno suspendió la alerta por huracán y la reemplazó por una advertencia de tormenta tropical luego de que el centro de Matthew cambiara su curso hacia Haití.

"Evitamos lo peor del impacto, pero no creemos que estemos fuera de riesgo todavía", dijo Evan Thompson, director del Servicio Meteorológico del país.

Familias de Guantánamo, Cuba, han sido trasladadas a albergues. La región oriental está bajo amenaza de fuertes tormentas.

Tras golpear a Cuba, se espera que el huracán atraviese las Bahamas con una trayectoria noroccidental, pasando cerca de la costa este de Florida, en Estados Unidos.

En este estado y partes de Carolina del Norte se ha declarado el estado de emergencia.

"Impactos directos de huracán son posibles en Florida tarde esta semana", dice una advertencia del NOAA en su sito internet.



El huracán Matthew es el más poderoso de la región desde Félix, en 2007.

El Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. también advirtió sobre la formación de una nueva tormenta tropical, Nicole, que se encuentra a 840 km al noroeste de San Juan Puerto Rico.

Cuenta con vientos máximos sostenidos de 85 km/h con ráfagas más fuertes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada