viernes, 20 de marzo de 2015

Refutación a la controversia mesiánica acerca del nombre de Jesús

Encontré este artículo en facebook que responde a la controversia que están causando los mesiánicos acerca del nombre de Jesús.

Muestra los puntos bien claramente respecto a este gran error doctrinal de los mesiánicos.


Por: Jorge Cardozo.

***«AQUÍ SE HABLA ESPAÑOL»***

QUIERO COMPARTIR ESTE ARTÍCULO, PORQUE HAY AHORA UN CONFLICTO CON EL NOMBRE DE JESÚS.

¡¡¡SOMOS HISPANOHABLANTES, PERO ALGUNOS QUIEREN QUE HABLEMOS EN HEBREO!!!

ASÍ COMO EN ALGÚN TIEMPO LA IGLESIA CATÓLICA QUERÍA QUE HABLÁRAMOS LATÍN.
 
PRIMERO FUE QUE SI SÁBADO O DOMINGO, AHORA QUE SI YAHSHUA, YEHSHUAH O JESÚS!!!

YO SÓLO DIGO COMO DICE JUANES:
“AQUÍ SE HABLA ESPAÑOL"

***Pastor Ureña, ¿Por qué llamar al Mesías "Jesús", si su nombre es "Yeshua"?***

De buenas a primeras, como si un virus hubiera atacado a docenas de personas, me han inundado con la pregunta anterior. Todo lo que puedo decir es: "Ahhhhhhhh... La gente no se conforma con estar en la verdad. Siempre quieren algo nuevo y por ende, nunca saben realmente en qué han creído".

Pero bueno, para pacificar a aquellos que auténticamente quieren saber por qué Juan en inglés es John y en francés Jean, aquí les va.

Los judaizantes de ayer. Los judaizantes de hoy

Los judaizantes no han podido con el evangelio de la gracia que predicó Jesús y Pablo, y ahora usan tecnicismos para confundir a la gente. En el pasado usaron la circuncisión, el sábado, las comidas, los días de fiesta, el domingo, la ley... y hoy aquí los tenemos... como la hierba mala.

Efesios 1:17-19
17 Para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él; 
18 que él alumbre los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos 
19 y cuál la extraordinaria grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la acción de su fuerza poderosa.

Los judíos dicen que el verdadero nombre hebreo de nuestro Señor Jesús es "Yeshua". Dicen que si es cierto, entonces ¿Por qué se le adora en el nombre equivocado? ¿Y saben qué? Como el caso de las herejías que periódicamente introducen los falsos maestros y otros ingenuos que les siguen, este asunto del nombre correcto de nuestro Salvador no es nuevo.

Usted, amado lector no es la primera persona que se hace esta pregunta: los judaizantes continuarán intentando mostrar que la Ley (el "hacer", los días festivos, las reglas, las obras, los ritos, los nombres, las formas...) son más importantes que la "sola gracia" con la que somos salvos. ¡Usted no será el último!

Algunos movimientos religiosos han sostenido que adoramos al Salvador mal si nosotros no le llamamos por su nombre hebreo, "Yeshua". Todos los hispanos, africanos, orientales, americanos, europeos... que le han llamado Jesús, Jesus, Jezus, Jeesus, Jézus, etc., tal vez hasta hayan perdido su salvación... PORQUE LO HAN H E C H O mal, muy mal! (Note el énfasis en Hacer... o sea, Obras). ¡¡Increíble!!

Los judaizantes tienen razón al decir que Yeshua es el nombre hebreo para el Señor. Gandhi también tendría razón al decir que Gandhi no es la forma que se dice su nombre en el idioma de su país o Mahoma en árabe...

¿Pero a dónde quedó aquello de que cada idioma tiene formas equivalentes de decir la misma palabra? Por ejemplo, la forma inglesa de decir la palabra hebrea "Yeshua" es "Joshua", sin embargo, cuando se traduce del hebreo al griego, el nombre de Yeshua cambia a "Ie-sous", que cambia a su vez a la forma españolizada de "Jesús".

Básicamente, lo que esto significa es Josué y Jesús y ambos son el mismo nombre. Uno de ellos es traducido del hebreo al Inglés, el otro del griego al Inglés y del Inglés al Español. También es interesante observar, los nombres de "Yeshua" o "Joshua", que prácticamente también significan "Isaías": Todos estas son esencialmente los mismos nombres que "Yeshua" en hebreo. Todos significan "Salvador" y "el Señor es salvación"

Si los judaizantes quieren usar la regla de que si no se usa el nombre con la pronunciación original en hebreo con todos las demás palabras (no vemos por qué), ¿Significa que ahora abandonaremos el Español y hablaremos Hebreo en las iglesias?

¿No era esa la lógica de la Iglesia Católica al usar el latín por siglos y siglos para la misa? ¿Es por ahí que ahora nos iremos? DESPIERTEN CARAY, QUE ESTAMOS EN EL SIGLOS VEINTIUNO. ¡¡NO SEAN TONTOS!!

En alemán, la palabra para libro es "buch "; En español, se convierte en "Libro; en Inglés "Book"; en francés "livre", etc. El idioma cambia, pero el significado permanece. De la misma manera podemos hacer referencia a Jesús como "Jesús" en Español, "Yeshua" en Hebreo, o "YehSou" en cantonés, sin cambiar su naturaleza. En cualquier idioma, su nombre significa "Jehová es salvación".

¿Es usted uno de aquellos a quienes Pablo vio tan Bebé, tan Infantil en las cosas de Dios que les escribió lo siguiente?

"Les di una enseñanza sencilla, igual que a un niño de pecho se le da leche en vez de alimento sólido, porque ustedes todavía no podían digerir la comida fuerte. ¡Y ni siquiera pueden digerirla ahora." (1 Corintios 3:2)

¿Es ese usted, el que se afana con asuntos triviales, que se deja llevar por cualquier información nueva y brillante que aparezca por ahí o es que no sabe realmente en Quién ha creído?

Esta tendencia es preocupante. Ver a miles de personas congregadas en las iglesias de gente que al predicar se le nota que ni conocen lo que dice la Escritura, porque tergiversan o malinterpretan lo que ella dice, es realmente preocupante.

Jesús suena con una "J" en español. En portugués le llaman Jesús (Yesús) y los hebreos le llaman "Yeshua" en su idioma original. ¿Sabía usted que Jesús hablaba Griego, Hebreo y Arameo?

¿Sabía usted que a Pedro a veces le llamaba por su nombre griego y a veces por su nombre hebreo? ¿No era el mismo Pedro? Por más que deseen estos necios judaizantes y sus ignorantes seguidores darle preeminencia a un idioma o a sí mismos al sonar más "Judíos", la verdad es que ni Dios ni la Biblia le dan más preeminencia a un idioma que a otro.

En la Cruz, Jesús habló en Hebreo y en Arameo... ¿Pecó al hablar un idioma diferente al hebreo? ¡¡Por favor!! La Biblia en ningún lugar nos ordena que invoquemos el nombre del Señor sólo en hebreo .

Hechos 2:21 dice: "Y todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo."

Invoque a Jesús, a Jesus, a Jezus, a Jeesus, o a Jézus en Inglés, portugués, español o hebreo y será salvo. ¡¡Déjese de estar siendo movido de la Roca por cualquier olita que le golpee, que vienen tiempos difíciles en los que realmente tendremos que sostenernos en Él.

Jesús es el Señor en todos los idiomas, por más que le duela a los hipócritas judaizantes.

¡CUIDADO CON LOS JUDAIZANTES MODERNOS!

Salga corriendo de donde se reúne esta gente... ¡que es peligrosa!

Apocalipsis 7:9
Después de esto miré, y vi una gran multitud, que nadie podía contar, de todas las naciones, tribus, pueblos y lenguas, de pie delante del trono y delante del Cordero, vestidos con vestiduras blancas y con palmas en las manos.

¿Cómo se habrá salvado esta gente hablando otros idiomas? ¡Hmmmmmm!!

¡¡¡El Nombre De Jesús!!!!

El registro eterno revela lo siguiente con respecto al nombre de Jesús. Por favor reflexione cuidadosamente sobre estos pasajes bíblicos:

Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados." (Mt. 1:21)

--No se lo impidan --replicó Jesús--. Nadie que haga un milagro en mi nombre puede a la vez hablar mal de mí. (Mr. 9:39)

Quedarás encinta y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. (Lc. 1:31)
Cuando se cumplieron los ocho días y fueron a circuncidarlo, lo llamaron Jesús, nombre que el ángel le había puesto antes que fuera concebido. (Lc. 2:21)

Pero éstas se han escrito para que ustedes crean que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que al creer en su nombre tengan vida. (Jn. 20:31)

--No tengo plata ni oro --declaró Pedro--, pero lo que tengo te doy. En el nombre de Jesucristo de Nazaret, ¡levántate y anda! (Hch. 3:6)

Por la fe en el nombre de Jesús, él ha restablecido a este hombre a quien ustedes ven y conocen. Esta fe que viene por medio de Jesús lo ha sanado por completo, como les consta a ustedes. (Hch. 3:16)

Sepan, pues, todos ustedes y todo el pueblo de Israel que este hombre está aquí delante de ustedes, sano gracias al nombre de Jesucristo de Nazaret, crucificado por ustedes pero resucitado por Dios. (Hch. 4:10)

Los llamaron y les ordenaron terminantemente que dejaran de hablar y enseñar acerca del nombre de Jesús. (Hch. 4:18)
Por eso, extiende tu mano para sanar y hacer señales y prodigios mediante el nombre de tu santo siervo Jesús. (Hch. 4:30)

Entonces llamaron a los apóstoles y, luego de azotarlos, les ordenaron que no hablaran más en el nombre de Jesús. Después de eso los soltaron. (Hch. 5:40)

Pero cuando creyeron a Felipe, que les anunciaba las buenas nuevas del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, tanto hombres como mujeres se bautizaron. (Hch. 8:12)

...porque el Espíritu aún no había descendido sobre ninguno de ellos; solamente habían sido bautizados en el nombre del Señor Jesús. (Hch. 8:16)

Entonces Bernabé lo tomó a su cargo y lo llevó a los apóstoles. Saulo les describió en detalle cómo en el camino había visto al Señor, el cual le había hablado, y cómo en Damasco había predicado con libertad en el nombre de Jesús. (Hch. 9:27)

Y mandó que fueran bautizados en el nombre de Jesucristo. Entonces le pidieron que se quedara con ellos algunos días. (Hch. 10:48)

...quienes han arriesgado su vida por el nombre de nuestro Señor Jesucristo. (Hch. 15:26)

Así continuó durante muchos días. Por fin Pablo se molestó tanto que se volvió y reprendió al espíritu: --¡En el nombre de Jesucristo, te ordeno que salgas de ella! Y en aquel mismo momento el espíritu la dejó. (Hch. 16:18)

Al oír esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús. (Hch. 19:5)

Cuando se enteraron los judíos y los griegos que vivían en Éfeso, el temor se apoderó de todos ellos, y el nombre del Señor Jesús era glorificado. (Hch. 19:17)

--¿Por qué lloran? ¡Me parten el alma! --respondió Pablo--. Por el nombre del Señor Jesús estoy dispuesto no sólo a ser atado sino también a morir en Jerusalén. (Hch. 21:13)

...a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los que han sido santificados en Cristo Jesús y llamados a ser su santo pueblo, junto con todos los que en todas partes invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y de nosotros: (1Co. 1:2)

Les suplico, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que todos vivan en armonía y que no haya divisiones entre ustedes, sino que se mantengan unidos en un mismo pensar y en un mismo propósito. (1Co. 1:10)

Cuando se reúnan en el nombre de nuestro Señor Jesús, y con su poder yo los acompañe en espíritu... (1Co. 5:4)

Y eso eran algunos de ustedes. Pero ya han sido lavados, ya han sido santificados, ya han sido justificados en el nombre del Señor Jesucristo y por el Espíritu de nuestro Dios. (1Co. 6:11)

...dando siempre gracias a Dios el Padre por todo, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo. (Ef. 5:20)

...para que ante el nombre de Jesús se doble toda rodilla en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra... (Fil. 2:10)

Y todo lo que hagan, de palabra o de obra, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios el Padre por medio de él. (Col. 3:17)

Oramos así, de modo que el nombre de nuestro Señor Jesús sea glorificado por medio de ustedes, y ustedes por él, conforme a la gracia de nuestro Dios y del Señor Jesucristo. (2Ts. 1:12)

Hermanos, en el nombre del Señor Jesucristo les ordenamos que se aparten de todo hermano que esté viviendo como un vago y no según las enseñanzas recibidas de nosotros. (2Ts. 3:6)

Así que ofrezcamos continuamente a Dios, por medio de Jesucristo, un sacrificio de alabanza, es decir, el fruto de los labios que confiesan su nombre. (He. 13:15)

Y éste es su mandamiento: que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y que nos amemos los unos a los otros, pues así lo ha dispuesto. (1Jn. 3:23)

Para las millones de personas que han sido salvadas, sanadas y liberadas de pecado, enfermedad y demonios por el nombre precioso de Jesús, los ataques que se hacen a ese nombre son mayormente perturbadoras. Yo personalmente ya no puedo estar callado como antes estuve. Muchos de los partidarios de Yeshua, o la mayoría, están difundiendo asombrosas mentiras, falacias y malentendidos sobre el nombre que hace que los demonios tiemblen y que trae salvación, por lo tanto, esas personas necesitan ser corregidas y enfrentadas.

Para acordarse

“Jesús” no deriva de la fuente pagana “Isus”.
“Jesús” no es un nombre falso.
“Jesús” no tiene orígenes paganos.
“Jesús” no es un nombre falso para “Mesías”.
“Jesús” no es una traducción dos veces alterada.
“Jesús” no es meramente un nombre usado por cristianos presuntuosos que mataron judíos.
Jesús no está siendo usado para alguna tradición antijudía.

La Biblia no hace énfasis en la restauración de la identidad judía del Salvador.

Jesús es el único nombre en el que hay salvación (Hch. 4:12).

No hay comentarios:

Publicar un comentario