jueves, 24 de abril de 2014

Una espera fatal: veteranos de EE.UU. mueren mientras aguardan atención médica

Una espera fatal: veteranos de EE.UU. mueren mientras aguardan atención médica


Una espera fatal: veteranos de EE.UU. mueren mientras aguardan atención médica
(CNN) – Al menos 40 veteranos estadounidenses murieron a la espera de citas en el sistema de asistencia médica del Departamento de Asuntos de los Veteranos de Phoenix, muchos de los cuales fueron colocados en una lista de espera secreta.
La lista secreta era parte de un elaborado plan diseñado por los directores del Departamento de Asuntos de los Veteranos (VA, por sus siglas en inglés) en Phoenix, quienes estuvieron tratando de ocultar que de 1.400 a 1.600 veteranos enfermos estaban siendo forzados a esperar meses para ver a un médico, de acuerdo a un médico de alto nivel del VA recientemente retirado y a otras diversas fuentes de alto nivel.
Durante seis meses, CNN ha estado reportando sobre demoras prolongadas que han sufrido los veteranos para sus citas de atención médica en todo el país y quienes murieron mientras esperaban obtener una cita y recibir atención médica. Pero las nuevas revelaciones sobre el Departamento de Asuntos de los Veteranos de Phoenix son quizás las más inquietantes y sorprendentes que han salido a la luz hasta ahora.
Los correos electrónicos internos obtenidos por CNN demuestran que la alta dirección del hospital del VA en Arizona, sabía de las prácticas e incluso las avalaba.
El Dr. Sam Foote, se jubiló recientemente luego de trabajar durante 24 años con el sistema de VA en Phoenix. El médico veterano le indicó a CNN en una entrevista exclusiva que el VA de Phoenix trabaja con dos listas de citas para pacientes:
Hay una lista "oficial" compartida con funcionarios en Washington y muestra que el VA ha está dando citas oportunamente, a la cual Foote llama una lista falsa. Y luego está la lista verdadera que está escondida para personas externas, en la que el tiempo de espera puede ser de hasta más de un año.
Plan deliberado, evidencia destruida  
"El plan fue puesto en práctica de forma deliberada para evadir las propias normas internas del VA", afirmó Foote en Phoenix. "Desarrollaron la lista de espera secreta", dijo Foote, un respetado médico local.
El VA exige a sus hospitales ofrecer atención oportuna a los pacientes, por lo general entre 14 y 30 días, explicó Foote.
Según Foote, el elaborado plan en Phoenix involucra evidencia destruida para esconder la larga lista de veteranos de guerra en espera de citas y atención. Los funcionarios del VA, explica Foote, instruyen a su personal para que no hagan las citas médicas para los veteranos en el sistema informático.
En lugar de eso, dice Foote, cuando un veterano viene para pedir una cita, "ellos introducen la información en la computadora y realizan una impresión de captura de pantalla. Luego, no graban lo que fue ingresado en la computadora para que no exista ningún registro que alguna vez fuiste allí", dijo.
Según Foote, la información se recolectaba en la lista electrónica secreta y luego la información que mostraría cuándo fue que los veteranos empezaron a esperar una cita era de hecho destruida.
"Esa copia impresa, si así lo quieres ver, que tiene la información demográfica del paciente luego es tomada y colocada en una lista de espera electrónica secreta, y luego los datos que están en ese papel son destruidos", dijo Foote.
"Así que el único registro de que alguna vez habías estado allí solicitando atención médica estaba en esa lista secreta", dijo. "Y no te quitarían de esa lista secreta hasta que tuvieras una cita que fuera en menos de 14 días, de manera que diera la impresión que estaban mejorando notablemente los tiempos de espera, cuando de hecho no lo estaban haciendo".
Foote considera que actualmente el número de veteranos esperando en la "lista secreta" para ser atendido por un médico de atención primaria está entre 1.400 y 1.600.
Doctor: es un personal 'frustrado'  
"Lo siento por la gente que trabaja en Phoenix VA", dijo Foote. "Todos se sienten frustrados. Están disgustados. Todos desean poder irse porque saben que lo que están haciendo está mal".
"Pero tienen familias, tienen hipotecas y si hablan o dicen algo a alguien sobre ello, serán despedidos y ellos lo saben".
Muchos otros empleados de alto nivel del VA confirman la descripción de Foote a CNN y confirmaron que así es exactamente cómo funciona la lista secreta en Phoenix.
Foote dice que los tiempos de espera que Phoenix reportaba a Washington eran totalmente ficticios. "Así que, cuando hacían eso, reportarían a Washington: "Oh, sí. Estamos dando las citas dentro – dentro de 10 días, dentro del marco de 14 días", cuando en realidad habían sido seis, nueve, y en algunos casos, 21 meses", dijo.
Noviembre: una situación nefasta en Carolina del Sur
En el caso del veterano de la marina de 71 años de edad, Thomas Breen, la espera en la lista secreta terminó mucho antes.
"Nos habíamos dado cuenta que él comenzó a tener sangrado en su orina", dijo Teddy Barnes-Breen, su hijo. "Así que yo estaba algo así como, 'Oye, tenemos que llevarte al doctor".
Teddy dice que su padre criado en Brooklyn estaba tan orgulloso de su servicio militar que no iría a ninguna parte que no fuera el VA para recibir tratamiento. El 28 de septiembre de 2013, con sangre en la orina y un historial de cáncer, Teddy y su esposa, Sally, se apresuraron a llevar a su padre a la sala de emergencias del VA en Phoenix, donde fue examinado y enviado a casa para que esperara.
"Ellos escribieron en el historial médico que era urgente", dijo Sally, la encargada principal de cuidar a su suegro. La familia ha obtenido el formulario de historial médico del VA que claramente indica la "urgencia" como "una semana" para que Breen viera a un médico de atención primaria o, al menos, a un urólogo, por las preocupaciones acerca de la sangre en la orina.
"Y ellos lo enviaron a casa", dice Teddy, con incredulidad.
Sally y Teddy dicen que a Thomas Breen le dieron una cita con un reumatólogo para que examinara su pierna prostética, pero no se le dio cita para la principal razón por la que llegó.
Los Breen esperan... y esperan... y esperan...
Nadie llamó del VA para dar una cita de atención primaria. Sally dice que ella y su suegro llamaron "muchas veces", en un esfuerzo para tratar de conseguir una cita urgente para él. Ella dice que la respuesta que recibieron no sirvió de nada.
"Bueno, ya sabes, tenemos otros pacientes que también se encuentran en estado crítico", dice Sally que le indicaron. "Es una lista de espera de siete meses. Y van a necesitar tener paciencia".
Sally dice que ella siguió llamando, día tras día, desde finales de septiembre a octubre. Siguió llamando todo noviembre. Pero, luego, ya no tenía razón para llamar.
Thomas Breen murió el 30 de noviembre. El certificado de defunción indica que murió a consecuencia de la etapa 4 del cáncer de vejiga. Meses después de la visita inicial, Sally dice que finalmente recibió una llamada.
"Me llamaron el 6 de diciembre. Él ya estaba muerto".
Sally dice que el funcionario del VA le dijo: "Finalmente tenemos esa cita. Tenemos una cita de atención primaria para él. Yo le dije: '¿En serio?, ya es un poco tarde, cariño'".
Sally dice que su suegro finalmente se dio cuenta que no recibiría la atención que necesitaba.
"Al final es cuando él sufrió. Él gritaba. Lloraba. Y eso es algo que nunca antes lo había visto hacer, llorar. Nunca. Nunca. Lloró aquí en la cocina. 'No me dejes morir'".
Teddy agregó que su padre dijo: "¿Por qué me está pasando esto? ¿Por qué nadie me va a ayudar?"
Teddy añadió: "No hicieron lo correcto". Sally dijo: "No. Ellos desatendieron a papá".
Primero, escondido; y luego eliminado  
Dice Foote que Breen es un ejemplo perfecto de un veterano que necesitaba una cita urgente con un médico de atención primaria y que en cambio fue puesto en la lista de espera secreta, donde permaneció oculto.
Foote agregó que cuando los veteranos que esperan en la lista secreta mueren, simplemente son eliminados.
"Ellos podían simplemente quitarte de la lista, y no hay ningún registro que alguna vez llegó al VA y se presentara para recibir atención médica. ... Es bastante triste".
Foote dijo que la cantidad de veteranos muertos que murieron esperando atención médica es de al menos 40.
"Eso es correcto. El número en realidad es más alto. ...Yo diría que 40, según sé hay más que eso, pero 40 es probablemente un buen número".
CNN ha recibido correos electrónicos de julio 2013 que muestra que la alta dirección, incluyendo a la directora del VA de Phoenix, Sharon Helman, estaba muy bien enterada de los tiempos de espera reales, sabía de la lista electrónica no registrada e incluso defendió su uso ante su personal.
En un correo electrónico interno del VA en Phoenix, de fecha 3 de julio de 2013, un miembro del personal expresó su preocupación por la lista electrónica secreta y aumenta la preocupación que los funcionarios del VA en Phoenix elogiaban su uso.
"Tengo que decir que creo que es injusto decir que esto es un éxito cuando los veteranos esperan 6 semanas en una lista de espera electrónica antes que se les llame para programar su primer cita con un PCP (médico de atención primaria)", indica el correo electrónico. "Por supuesto, cuando se crea su cita, puede estar en 14 días, pero los estamos haciendo esperar de 6 a 20 semanas para crear esa cita".
El correo electrónico agrega enfáticamente: "Eso es poco ético y un mal servicio a nuestros veteranos".
El año pasado y a principios de ese año, Foote también envió cartas a los funcionarios de la Oficina del Inspector General del VA con los detalles sobre la lista de espera electrónica secreta y sobre el gran número de veteranos que murieron a la espera de atención, muchos ocultos en la lista secreta. Foote y varias otras fuentes dentro del VA de Phoenix confirmaron a CNN que los inspectores de la Oficina del Inspector General los han entrevistado sobre las acusaciones.
VA: 'Es desalentador escuchar las acusaciones'  
CNN le ha hecho numerosas solicitudes a Helman y su personal para una entrevista sobre la lista secreta, sobre los correos electrónicos que demuestran que ella estaba enterada de ello y sobre las acusaciones de que 40 veteranos murieron esperando en la lista, pero fue en vano.
Pero a CNN se le envió un comunicado por parte de los funcionarios del VA en Texas, citando a Helman.
"Es desalentador oír acusaciones que comprometen la atención médica a los veteranos", lee la declaración de Helman, "y estamos abiertos a cualquier discusión colaborativa que ayude a nuestra meta de mejorar continuamente la atención al paciente".
Momentos antes del plazo el miércoles, la VA envió un comentario adicional a CNN.
Declaró, en parte: "Hemos llevado a cabo fuertes revisiones internas ya que surgieron estas acusaciones y los resultados de la revisión de la Oficina del Inspector General serán bien recibidos. Tomamos estas acusaciones en serio".
La declaración del VA a CNN agregó: "Para asegurar que las citas de los nuevos veteranos en espera sean gestionadas adecuadamente, mantenemos una Lista de Espera Electrónica (EWL, por sus siglas en inglés), de acuerdo con la Directiva Nacional de Programación de la Administración de Salud para Veteranos. La capacidad para que los pacientes nuevos y establecidos reciban una atención médica más oportuna ha mostrado una mejora significativa en los últimos dos años, que se atribuye a un aumento de presupuesto, personal, eficiencia e infraestructura".
Foote dice que la respuesta de Helman en la primera declaración es impresionante, explicando toda la lista secreta y que la razón de su existencia fue planeada y creada por la alta dirección del VA en Phoenix, específicamente para evitar la detección de los prolongados tiempos de espera por parte de los veteranos allí.
"Este fue un plan que implicó a cinco, incluyendo a la directora, el director adjunto, el subdirector, el jefe de enfermería, junto con el jefe médico del personal – en colaboración con el jefe del Sistema de Administración de Salud".
Washington está prestando atención  
La lista de espera "sin registrar" del Va de Phoenix ha llamado la atención del Comité de Asuntos de Veteranos de la Cámara de Estados Unidos en Washington, cuyo presidente ha estado investigando las demoras en la atención en hospitales de veteranos de todo el país.
De acuerdo con el representante Jeff Miller, presidente del Comité de Asuntos de Veteranos, lo que estaba sucediendo en Phoenix es aún peor que los veteranos mueran a la espera de atención médica.
A pesar que CNN estaba trabajando para informar de esta historia, el republicano de Florida exigió que la VA conservara todos los registros a la espera de una investigación del congreso.
En una audiencia el 9 de abril, Miller se enteró que incluso al subsecretario de salud de la VA no se le estaba diciendo la verdad sobre la lista secreta:
"Al parecer podrían haber hasta 40 veteranos cuyas muertes podrían estar relacionadas con los retrasos en la atención. ¿Estabas enterado de estas listas no oficiales al recordar algún momento del pasado?",   preguntó Miller.
"Sr. Presidente, no lo estaba", respondió el Dr. Thomas Lynch, subsecretario asistente adjunto, Administración de Salud de Veteranos.
El Congreso ha ordenado que se conserven todos los registros en Phoenix, sean estos secretos o no.
Eso incluiría el historial de un veterano de la marina de 71 años de nombre Thomas Breen.
Lágrimas y acusaciones cargadas de enojo marcan la audiencia sobre la atención médica demorada del VA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada