sábado, 19 de abril de 2014

Capitán del barco naufragado: Evacuación demoró por seguridad

Capitán del barco naufragado: Evacuación demoró por seguridad

Lee Jun-seok fue detenido anoche bajo los cargos de abandono negligente del deber y la violación del derecho marítimo

Capitán del barco naufragado: Evacuación demoró por seguridad
Lee Jun-seok. (Reuters)

Seúl (DPA). La evacuación del ferry surcoreano que naufragó el miércoles con 476 pasajeros a bordo se retrasó por temor a que las fuertes corrientes arrastraran a las personas, explicó hoy el capitán del Sewol, Lee Jun-seok, en una vista en los juzgados en Mokpo, en el sur de Corea del Sur.

Si la gente hubiese sido evacuada de la embarcación que zozobraba, sus vidas hubiesen corrido peligro, porque los barcos de rescate no habían llegado todavía, explicó el capitán, que fue detenido anoche.

Las autoridades confirmaron hasta el momento 32 fallecidos. Siguen desaparecidas 270 personas, gran parte de ellas escolares que participaban en una excursión. En total 174 personas fueron rescatadas.

En el momento del accidente, el capitán de 69 años no se encontraba al timón de la embarcación, que era pilotada por la tercera oficial a bordo, una joven de 26 años con menos experiencia. También ella, de apellido Park, ha sido detenida y se encuentra en prisión preventiva. Antes de este viaje nunca había pilotado una nave, según informó la emisora estatal Arirang, que se remite a los investigadores.

En tanto, prosiguen las labores de rescate tres días después del accidente. Los buzos consiguieron anoche ver por primera vez cadáveres en el barco hundido, según indicó la emisora KBS, pero no fue posible recuperar los tres cuerpos.

Las fuertes corriente están dificultando enormemente el trabajo de los buzos dentro del barco.

Al capitán Lee se le acusa de haber abandonado a los pasajeros a su suerte. A la pregunta de si ordenó la evacuación respondió con un escueto: "sí".

Los supervivientes sin embargo relataron que no se hizo ningún anuncio por los altavoces, ni siquiera cuando el ferry ya estaba escorado.

Los expertos aseguran que la evacuación tardía hizo perder un tiempo muy valioso. La fiscalía acusa al capitán, entre otros, de incumplir su deber y de infringir la ley marítima.

El barco se hundió el miércoles, debido al parecer a un brusco cambio de rumbo que se cree que hizo que los vehículos y contenedores dentro de la embarcación resbalaran, lo que llevó a que el barco se escorara.

Ahora hay que esclarecer si "se produjo un cambio de rumbo o se realizó a raíz de circunstancias anómalas", dijo el director del equipo de investigadores, Park Jae Uhk.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada