domingo, 26 de enero de 2014

La Iglesia de Filadelfia y la Gran Tribulación

La Iglesia de Filadelfia
 y la Gran Tribulación


Apocalipsis 3:7-13
7 Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre:
8 Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre.
9 He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado.
10 Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra.
11 He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona.
12 Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo.
13 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

En Apocalipsis 2 y 3 encontramos el mensaje a las siete iglesias, las cuales son elogiadas y reprendidas según sus obras.

Entre estas iglesias encontramos una muy especial, la iglesia de Filadelfia.

Muchos estudiosos y comentaristas de la Biblia colocan estas siete iglesias con los diversos periodos del cristianismo en la historia. Y comúnmente identifican a Filadelfia y a Laodicea como las iglesias del tiempo final.

Mientras que Laodicea es considerada una iglesia apóstata que ha perdido el rumbo, a Filadelfia se le considera una iglesia sana que lleva el plan de Dios a este mundo.

A esta iglesia se le da una promesa realmente impactante: "Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra."

Está por venir una hora de prueba para probar a los moradores de la tierra. No dice nada de probar a la iglesia. La Gran Tribulación que se relata entre los capítulos 4 y 19 de Apocalipsis es para el mundo que ha rechazado a Jesucristo.

Pero a la iglesia de Filadelfia se le dice: "Yo te libraré de esta hora de prueba que viene sobre el mundo."

Acerca de este versículo MacArthur dice:
te guardaré de la hora de la prueba. Cristo da la descripción de un evento todavía futuro que por un corto tiempo probará severamente el mundo entero, debe refderirse a la hora de la tribulación, el período de siete años antes de que el reino terrenal de Cristo se consuma, con el desencadenamiento de la ira divina en juicios expresados ​​como sellos, trompetas y las copas. Este período se describe en detalle a lo largo de los capítulos 6-19. La segunda mitad se llama "la gran tribulación" (Apocalipsis 7: 14; Mateo 24: 21) y se identifica como de vez en Apocalipsis 11:2-3; 12:6, 13: 5. El verbo "guardaré" es seguido de una preposición, cuyo significado normal es "desde" o "fuera de", esta frase, "guardar... de" apoya el rapto pretribulacional de la iglesia (Juan 14:1-3; 1 Corintios 15 :51-52 1 Tesalonicenses 4 :13-17). Este período es el mismo que la septuagésima semana de Daniel (Daniel 9 :24-27) y "el tiempo de angustia de Jacob" (Jeremías 30:7).
Este mensaje a la iglesia de Filadelfia es que ella será librada de la Gran Tribulación por medio del Arrebatamiento de la Iglesia


  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada