martes, 21 de enero de 2014

Scarano, el monseñor del Vaticano acusado de lavar millones de euros

Scarano, el monseñor del Vaticano acusado de lavar millones de euros

Monseñor Nunzio Scarano
La casa de Scarano decomisada en Salerno tiene 17 habitaciones.
Monseñor Nunzio Scarano, clérigo italiano de alto rango dentro de la Iglesia Católica, fue acusado este martes por la policía de lavar millones a través del Banco del Vaticano.
Scarano ya enfrenta otro proceso judicial y está bajo arresto domiciliario por cargos de conspiración para ingresar ilegalmente a Italia 20 millones euros, cerca de US$27 millones.
Según la policía italiana, el excontador del Vaticano y otras dos personas también fueron detenidas este martes por la policía.
El año pasado, el papa Francisco estableció una comisión para revisar las actividades del banco tras una serie de escándalos.
Tradicionalmente el Vaticano se ha opuesto a que la justicia italiana investigue los presuntos crímenes cometidos por sus funcionarios aduciendo su estatus de inmunidad diplomática, según informa David Willey, corresponsal de la BBC en Roma.

El caso

La policía fiscal italiana dio a conocer un video que muestra los detalles de la lujosa casa, de 17 habitaciones e innumerables antigüedades del monseñor en Salerno.
Investigadores del Vaticano se encuentran revisando las cuentas bancarias de muchos clérigos que trabajan en zonas del sur de Italia, donde operan varios grupos del crimen organizado.

Monseñor Scarano pasó varios meses de 2013 detenido en la Cárcel la Reina de los Cielos esperando juicio, pero luego fue puesto en arresto domiciliario por razones de salud. 

Inspectores financieros estadounidenses nombrados por el papa Francisco creen que el sacerdote puede no ser el único que ha utilizado el Banco del Vaticano para operaciones de lavado de dinero.
Sin embargo, bajo el pontificado de Francisco, aumentó la cooperación entre el Vaticano y las autoridades italianas, lo que condujo a la detención de monseñor Scarano el año pasado.

Falsas donaciones

El martes la policía decomisó US$6,5 millones de euros -US$8,8 millones- en cuentas bancarias e inmuebles, incluyendo el lujoso apartamento de Scarano en la ciudad de Salerno.
Las autoridades informaron que los nuevos cargos contra el clérgo están relacionados con “falsas donaciones”, que supuestamente recibió de cuentas extranjeras a través del Banco del Vaticano.
Banco del Vaticano
Las autoridades creen que Scarano no es el único que ha usado el banco del Vaticano para lavar dinero.
Los fiscales del caso alegan que monseñor Scarano consiguió que decenas de personas hicieran donaciones para un hogar de pacientes terminales en Salerno, pero usó el dinero para pagar la hipoteca de una de sus casas.
Otro sacerdote católico también fue arrestado bajo cargos de lavado de dinero y de hacer declaraciones falsas, según dijeron las autoridades.

Cronología de escándalo del Banco del Vaticano

Septiembre 2010: La policía italiana lanza una investigación por lavado de dinero dentro del banco. 
Deciembre 2010: El Vaticano establece la autoridad financiera para combatir el blanqueo de dinero y hacer las operaciones transparentes.
Mayo de 2012: El presidente del banco, Ettore Gotti Tedeschi, es despedido por negligencia en el cumplimiento de su deber.
Enero 2013: El Banco Central italiano suspende todos los pagos con tarjeta bancaria del Vaticano, citando su incapacidad para aplicar plenamente la legislación contra el lavado de dinero.
Febrero de 2013: El abogado alemán Ernst von Freyberg es designado para dirigir el banco.
Junio de 2013: El papa Francisco establece una comisión para revisar las actividades del banco.
Monseñor Scarano trabajó durante dos décadas como contador principal de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica, APSA.
La división maneja los activos inmobiliarios y portafolios de acciones del Vaticano.
El clérigo fue suspendido de su posición contable en 2013, después de las acusaciones de traficar millones de euros de Suiza a Italia con la ayuda de un agente del servicio secreto y un agente financiero.
El juicio de los tres implicados empezó a principios de diciembre en Roma y ha mantenido un alto perfil.
Conocido oficialmente como el Instituto para las Obras de la Religión (IOR), el Banco del Vaticano es uno de los más secretos del mundo. Tiene 114 empleados y 5.400 millones de euros en activos (US$7.330 millones).
El banco experimenta una reestructuración importante por orden del papa Francisco.
Para ello, fue contratada una empresa de servicios financieros estadounidense para examinar las 19.000 cuentas y constatar si cumplen con las normas internacionales para evitar el lavado de dinero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada