miércoles, 6 de agosto de 2014

El Purgatorio Evangélico

El Purgatorio Evangélico


Según los católicos, cuando una persona muere va a uno de tres lugares, el cielo, el infierno o el purgatorio.

Estado transitorio de purificación necesaria para aquellos que, habiendo muerto en gracia de Dios y teniendo segura su salvación, necesitan mayor purificación para llegar a la santidad necesaria para entrar en el cielo.

Como creyentes en Cristo sabemos que tal lugar no es más que un lugar ficticio para dar respaldo a la venta de indulgencias por la iglesia católica.

Sin embargo, cuando hablamos de los tiempo finales, muchos creyentes dicen que la iglesia pasará por la Gran Tribulación para purificarse y llegar a ser la iglesia sin mancha y arruga que Él rescatará a la mitad o final de ese periodo.

Si la Biblia dijese que la iglesia pasará por la Gran Tribulación, bienvenida sea, Dios siempre protegió a su pueblo en medio de los tiempos difíciles, y los creyentes no tememos el martirio por causa del Señor Jesús.

Pero, ¿por qué esperar pasar por un tiempo tan terrible si no nos corresponde?

Recordemos las palabras de Jesús a la iglesia de Filadelfia:

Apocalipsis 3:10
10 Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra.

¿Para quién es la prueba? ¿Para la iglesia? No, para el mundo.

Si leemos Apocalipsis detenidamente que la iglesia no se menciona entre los capítulos 4 y 19 que es el tiempo de la Gran Tribulación.

Cuando Jesús habló de su venida lo comparó con los días de Noé.

Mateo 24:37-39 
37 Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre.
38 Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca,
39 y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre.

El juicio vino sobre el mundo, pero no sobre Noé y los suyos, ellos estaban en el arca, fuera del lugar del juicio.

Lo mismo pasó con Sodoma y Gomorra, las dos ciudades fueron destruidas pero Lot no estaba en ellas porque Dios lo sacó.

No entiendo este pensamiento de estos cristianos de pasar por la Gran Tribulación, cuando la Biblia nos enseña acerca del rapto de la iglesia antes de que empiece.

Tampoco encuentro correcto ese pensamiento que Dios tiene que purificar su iglesia haciéndola pasar por la Gran Tribulación como si la sangre de Jesucristo no hubiera sido suficiente.

CReo que algunos cristianos se sentirán decepcionados de no pasar por este tiempo tan terrible de la Gran Tribulación.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada