lunes, 25 de agosto de 2014

Estado Islámico anuncia que conquistará España y Portugal en menos de cinco años

Promueven la 'guerra santa' contra todos los que consideran 'infieles'

Los fanáticos musulmanes del Estado Islámico anuncian que van a conquistar España y Portugal en menos de cinco años

"Ahora están intentando tomar infraestructuras: refinerías, campos petrolíferos, presas, estaciones eléctricas..."

Periodista Digital
Durante el verano se ha recrudecido la violencia del Estado Islámico, el grupo terrorista más rico del mundo que ha provocado el terror en la comunidad internacional.
Tanto es así que incluso Estados Unidos ha regresado a Irak.
Francisco Rivas, especialista en Oriente Medio de la revista GIN, ha hablado sobre las intenciones de esta cúpula y ha señalado que, según dibujan en sus mapas, en cinco años pretenderían conquistar "todo el Norte de África, Asia (hasta la India), todo el mundo árabe, los Balcanes (hasta Austria) y España y Portugal".
En principio, la organización terrorista iría contra los no suníes, pero según señala Rivas en una serie de cuestiones recogidas por teinteresa.es, va contra todas las personas que se opongan a ellos.
El Estado Islámico es un grupo radical suní que se ha levantado en armas contra los gobiernos de Siria y de Irak.
Son yihadistas, es decir, promueven la 'guerra santa' contra todos los que consideran 'infieles'.
Actualmente no se conoce el número exacto de milicianos.
"Sufren bajas a un ritmo acelerado, fundamentalmente porque no tienen capacidad antiaérea destacable. En lo que va de mes, y sólo en Irak, han perdido en torno a 700 hombres".
En cuanto a sus intereses, el principal objetivo sería crear un Estado Islámico regido por la ley islámica (Sharia) y al mando de un Califa.
El 29 de junio de 2014 manifestaron sus intenciones y Abu Bakr al-Baghdadi, el líder del Estado Islámico, se autoproclamó "Ibrahim, imán y califa de todos los musulmanes".
El manifiesto provocó un efecto llamada de yihadistas residentes en otros países, incluso europeos.
Voluntad expansiva
Este Estado Islámico comprende inicialmente los territorios de Siria e Irak, pero su intención es expanderse.
Según dibujan en sus mapas, en cinco años pretenden conquistar un espacio enorme:
"Todo el Norte de África, Asia hasta la India, todo el mundo árabe, los Balcanes hasta Austria y España y Portugal".
Añade Francisco Rivas:
"Están intentando tomar infraestructuras: refinerías, campos petrolíferos, presas, estaciones eléctricas... hay quien opina que esto es precisamente para poder tener un Estado con todas sus atribuciones e ingresar mucho dinero de la venta de petróleo".
El origen de esta organización se remonta a 2002, cuando el afgano A bu Musab A l Zarqaui, antiguo traficante de drogas, crea la Comunidad del Monoteísmo y la Yihad.
Una de sus recientes hazañas, perpetrada personalmente por un islamista con pasapote británico, ha sido la decapitación del periodista norteamericano James Foley.
El asesinato ha sumido a Reino Unido en una reflexión sobre cómo ha acabado exportando yihadistas a Siria e Irak, donde se suman a las filas del Estado Islámico, y qué ocurrirá cuándo éstos vuelvan a casa.
Los expertos destacan que a los típicos sentimientos adolescentes hay que sumarles que se trata de jóvenes de la segunda o tercera generación de familias inmigrantes y que las perspectivas de mejora no son tan fuertes como las de sus padres, algo que contrasta con la aventura que ofrece la 'yihad'.
"Como generación, este es un grupo que no tendrá tanto éxito como sus padres",explica Erin Marie Saltman, analista de Quilliam, una organización que estudia los movimientos radicales.
"Es un grupo que pasa malos momentos, especialmente en un mundo globalizado en el que se supone que las identidades son cada vez más fluidas y cuentan menos".
"Algunos prefieren las estructuras y son más vulnerables a los grupos que prometen el martirio, en el que te conviertes en una figura épica, parte de un proyecto para 'salvar al mundo'".
Un antiguo responsable de antiterrorismo del MI6, la agencia británica de espionaje en el extranjero, Richard Barrett, dijo en junio a la BBC que el número de británicos que han ido a Siria e Irak "podría ser de unos 500 ahora".
Barrett hizo estas declaraciones tras la difusión de un vídeo del Estado Islámico solicitando voluntarios y que estaba protagonizado por varios jóvenes británicos.
"El problema es que no sabemos quiénes vuelven con la intención de retomar sus viejas vidas y quiénes vuelven muy radicalizados".
En el caso español, la mayoría de los golpes al yihadismo este año han tenido como escenario Ceuta y, sobre todo, Melilla.
Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado permanecen vigilantes ante la trayectoria de los 30 yihadistas españoles que han sido detectados en Siria y ante la amenaza que representa un eventual retorno de éstos a España.
En lo que va de año, recuerdan estas fuentes, en España han sido detenidas 31 personas vinculadas con el llamado terrorismo internacional, en su mayoría islamistas, lo que la convierte en el primer país, o uno de los primeros, en detención de estos terroristas.
La mayor parte han sido detenidas al ser desarticuladas redes dedicadas al reclutamiento de yihadistas que operaban en Ceuta y Melilla y que están vinculadas a otras redes similares radicadas en Marruecos.
No obstante, en otra de estas redadas se desarticuló un grupo de nueve personas que operaba desde Madrid y que lideraba Lachen Ikassrien, quien residía en España tras ser extraditado en 2005 desde Guantánamo, donde permanecía tras su detención en Afganistán en 2001, y que quedó en libertad tras ser absuelto de pertenecer a la célula española de Al Qaeda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada