sábado, 8 de marzo de 2014

Venezuela, un país en Cuaresma permanente

Venezuela, un país en Cuaresma permanente

"Bajo la sombra de Cuba, el país sudamericano sufre desde hace demasiado tiempo ya un “ayuno” forzado de los productos más básicos, por culpa de una gestión desastrosa y dictatorial que encima es alabada por artistas como Oliver Stone"

Venezuela, un país en Cuaresma permanente
CARACAS (VENEZUELA) - Un hombre ingresa a un supermercado con estanterías desabastecidas el viernes 1 de febrero de 2013, en Caracas (Venezuela). La escasez de alimentos es un problema evidente en los anaqueles de los supermercados, se ha convertido en un conflicto que se achacan mutuamente el Gobierno y los empresarios, mientras los ciudadanos se afanan en la búsqueda de pollo, harina, leche o azúcar. EFE/David Fernández

Alex Chafuen 

(USA Hispanic). El 5 de marzo de 2014, varios canales de televisión gubernamentales en América Latina mostraron el estreno de “Hugo mi amigo”, un documental de Oliver Stone en honor al fallecido líder totalitario venezolano, Hugo Chávez.

La red latinoamericana Telesur llamó a Chávez “la gran figura de la Patria Grande”, un reivindicador del pueblo. Noventa por ciento del financiamiento de Telesur viene de los gobiernos de Venezuela, Cuba y Argentina.

Las teorías conspirativas abundan de los dos lados: los socialistas argumentan que Chávez había sido envenenado por la CIA, y sus opositores afirman que en realidad murió en diciembre de 2012 en Cuba.

Conspiraciones al margen, y por mera coincidencia, el 5 de marzo 2014 fue Miércoles de Ceniza este año en la liturgia. Los cristianos celebran el comienzo de la Cuaresma con un día de ayuno y penitencia. Como una manera de recordarle a los fieles las palabras de Génesis 3:19, que “polvo eres, y al polvo volverás”, los sacerdotes ponen cenizas en la frente de los parroquianos.

Los venezolanos ya han estado “ayunando”, y han visto muchas cenizas durante estos últimos 40 días. Por esto hay que “dar gracias” a los milagros de socialismo.

El precio del petróleo se multiplicó por diez durante el régimen socialista. Pero todos los ingresos de este país rico en petróleo no han sido suficientes para compensar el impacto destructivo del socialismo y la corrupción del régimen actual. El gobierno de Maduro ha puesto más esfuerzo en subvencionar a la economía cubana y en apoyar la compra de elecciones en otros países de América Latina, que en la creación de un entorno sano y próspero para sus ciudadanos.

Con cerca de 2.000 asesinatos al mes, que equivalen a un asesinato cada 21 minutos, el socialismo del siglo 21 ha obtenido otra mancha negra en su historial.

Venezuela ocupa el lugar 160 de 177 países en el índice de percepción de la corrupción y el último puesto en temas de seguridad ciudadana y justicia en el Índice del Proyecto de Justicia Mundial. Son los pobres los que sufren más violencia y más corrupción.

Además, las políticas socialistas emprendidas por Chávez y continuadas por el régimen de Nicolás Maduro han resultado en estantes vacíos, incluso para artículos de necesidades básicas como el papel higiénico. La reciente represión violenta gubernamental de las manifestaciones estudiantiles ha resultado en coches calcinados, propiedades quemadas y muchas vidas y sueños convertidos en cenizas, en especial para las 18 personas muertas.

“Hugo mi Amigo” esconde estas tristes realidades.

Aunque ningún abuso a los derechos humanos parece ser suficiente para que gente como Oliver Stone se distancie de lo peor de América Latina, como los regímenes de Cuba y Venezuela, no todos los artistas han reaccionado de manera similar. Incluso simpatizantes de izquierda como la estrella de salsa Rubén Blades, han cambiado su tono. Madonna, el reciente ganador del Oscar Jared Leto y Kevin Spacey han hablado en nombre de los estudiantes venezolanos y a favor de mayores libertades.

A Oliver Stone parece importarle poco todo este sufrimiento. Fue interrogado recientemente acerca de su hipocresía.

The Future of Freedom Foundation, una organización libertaria, invitó a Stone a hablar en un panel durante una sesión muy concurrida en la conferencia anual de Estudiantes por la Libertad el mes pasado. Mientras que algunos libertarios estadounidenses y europeos disfrutaron retratándose en “selfies” y en fotos formales con Stone, varios de los que vinieron de países oprimidos por el socialismo utilizaron la oportunidad para escribir una carta abierta que cuestionaba su apoyo a los regímenes totalitarios de Cuba y Venezuela.

Imagen de la estudiante Antonella Salomon Marty, dándole la carta a Oliver Stone/FOTO: Cortesía de Atlas Network
Imagen de la estudiante Antonella Salomon Marty, dándole la carta abierta a Oliver Stone/FOTO: Cortesía de Atlas Network

Según lo informado por Fergus Hodgson del Panampost, Luis Eduardo Barrueto, un estudiante de la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala, le preguntó: “Usted critica la extralimitación y el abuso de poder y la tiranía [de] su propio gobierno. ¿Por qué y cómo apoya a otros gobiernos que hacen precisamente lo mismo, en otras regiones del mundo, especialmente los que están alineados con el Socialismo del Siglo 21?”.

La carta abierta declaró que “las situaciones “al sur de la frontera” son muy diferentes de los retratos en sus documentales y otra propaganda. Queremos expresar públicamente nuestra total disconformidad con su apoyo a los gobiernos que restringen las libertades en nuestro lado del continente”.

Stone no se inmutó. Reiteró su respaldo, y en los días subsiguientes, mientras que los asesinatos continuaban, permaneció twitteando activamente para promover su documental.

Raúl Castro, presidente de Cuba, viajó a Caracas y probablemente vio el estreno de “Hugo mi Amigo.”

Según informes creíbles, Cuba tiene casi 8.000 militares de tiempo completo en Venezuela y muchos más operativos. Según algunas estimaciones, Cuba recibe aproximadamente $13 mil millones en petróleo subsidiado de Venezuela y es el verdadero director de orquesta en el esfuerzo para ganar la batalla por el comunismo en las Américas.

Oliver Stone y sus dictadores favoritos quizás podrán seguir riéndose por un tiempo más, pero los verdaderos amantes de la libertad encontrarán una manera de hacer renacer la planta de la libertad de las cenizas de las políticas fallidas del socialismo.


Este artículo fue publicado originalmente en inglés en The Blaze el 6 de marzo de 2014. Republicado en USA Hispanic con autorización explícita de su autor. Traducción a español: Jack McDowell

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada