sábado, 15 de marzo de 2014

El avión de Malasia fue "desviado deliberadamente"

El avión de Malasia fue "desviado deliberadamente"

Búsqueda de avión de Malaysia Airlines
El primer ministro de Malasia, Najib Razak, aseguró que la investigación sobre el avión de Malaysia Airlines que desapareció hace una semana con 239 personas a bordo determinó que los sistemas de la aeronave fueron probablemente desactivados, lo que se cree corresponde a un "acto deliberado de alguien dentro del avión".
"Podemos decir con un alto nivel de certeza que las comunicaciones del avión fueron desactivadas antes de que alcanzara la costa este de la península de Malasia", afirmó Razak en una rueda de prensa en la que afirmó que la investigación entra en "una nueva fase" enfocada en la tripulación y los pasajeros a bordo del avión.
El primer ministro definió la desaparición del avión como una "situación sin precedentes" y dijo que en este momento de la investigación no se puede determinar que el avión haya sido secuestrado, como informaron algunos medios.
Primer ministro malasio
El primer ministro no quiso utilizar la palabra secuestro.
Razak afirmó además que las operaciones de búsqueda del avión en el Mar de China Meridional han concluido y señaló que los datos de satélite con los que trabajan los investigadores sitúan a la aeronave en dos posibles lugares: hacia Turkmenistán y Kazajistán o hacia el sur de Indonesia y el Oceáno Índico.

Espera angustiosa

Según Razak, la evidencia de los satélites y radares indica que el avión cambió de rumbo y pudo haber continuado volando durante siete horas.
Dijo que los radares militares mostraban que el vuelo regresó hacia Malasia y voló sobre el país antes de dirigirse hacia el noroeste.
Asimismo declaró que basados en estos nuevos datos los investigadores "habían determinado que la última comunicación del avión con un satélite fue en una de dos posibles rutas".

Análisis

La teoría del secuestro, previamente descartada, ha vuelto a encumbrarse en la lista de posibles explicaciones para la desaparición del vuelo MH370. Los sistemas de comunicaciones del avión fueron apagados deliberadamente en el aire, de manera que, o la tripulación lo hizo a propósito o se vio forzada a hacerlo por alguien más.

Esto ha hecho que la atención se vuelva a enfocar en los individuos que viajaban en el avión, tanto pasajeros como tripulantes. Los investigadores querrán saber si alguno de ellos tuvo una historia reciente de problemas mentales, dificultades familiares o demasiado estrés. Hace apenas cuatro semanas, un copiloto de Ethiopian Airlines secuestró su propio avión para buscar asilo político en Suiza. El piloto de este avión malasio tenía un historial impecable, pero de todos modos las autoridades han allanado su casa.

En lo que concierne al terrorismo, no hay sospechosos obvios. Se cree que el otrora poderoso grupo terrorista transnacional de la región, Jemaah Islamiya, no tiene la capacidad de efectuar semejante plan. Igualmente, hay dudas de que puede haber separatistas chinos detrás de la desaparición de la aeronave. Tampoco ha habido comunicados de ningún grupo conocido atribuyéndoselo, aunque esto no excluye un posible motivo criminal.

Frank Gardner, corresponsal de temas de seguridad de la BBC
Estas son: un trayecto hacia el norte desde la frontera de Kazajistán y Turkmenistán hacia el norte de Tailandia, y un trayecto hacia el sur, desde Indonesia hacia el sur del Océano Índico.
Ante las preguntas de si el avión había sido secuestrado, el primer ministro dijo que "estamos investigando todas las posibilidades sobre lo que pudo causar el desvío del MH370".
Las familias de los pasajeros y tripulación a bordo, mientras tanto, continúan esperando angustiosamente tener noticias sobre el avión desaparecido el 8 de marzo.
Muchos de quienes se encuentran en Pekín dijeron que la noticia los hacía sentir más esperanzados sobre el destino de sus seres queridos. Una mujer, sin embargo, dijo que se encontraba en una montaña rusa emocional y que se sentía "desamparada y frustrada".

Rumores

Jonah Fisher, corresponsal de la BBC en Kuala Lumpur, señala que durante varios días, las autoridades malasias se negaron a confirmar o negar los muchos rumores en torno al avión desaparecido.
Insistían en que estaban esperando verificar la información antes de hacerla pública. Los familiares de los pasajeros, entre otras personas desesperadas por respuestas, se quejaron de que las autoridades pudieran estar ocultando algo.
Quizás afectado por las críticas de China, el país con mayor número de ciudadanos en el vuelo, el primer ministro malasio parece haber puesto todas las cartas sobre la mesa, añade Fisher.
Familiares de pasajeros
Los familiares de pasajeros del avión reclaman respuestas sensatas.
Fue una declaración sorprendentemente abierta, en la que explicó lo que los investigadores consideran ahora que es cierto, así como la enorme incertidumbre que se mantiene.
Muchos deseaban que fuera así desde el principio, dice nuestro corresponsal. Para mucha gente, la idea de que el avión pudiera haber cruzado una gran parte del espacio aéreo de Asia sin ser notado es descabellada.
Pero por ahora parece ser la única teoría en consideración.
Poco después de finalizada la conferencia, la policía malasia allanó la casa de uno de los pilotos del avión, Zaharie Ahmad Shah, de 53 años.
Mapa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada