domingo, 4 de enero de 2015

La iglesia que perdió a 41 miembros en el accidente de AirAsia

La iglesia que perdió a 41 miembros en el accidente de AirAsia


El funeral de los miembros de la congregación que viajaban en el vuelo de AirAsia parecía más un concierto de rock que un servicio religioso.

Incluso en los días más tristes, la iglesia Mawar Sharon, en Surabaya, Indonesia, convierte el servicio dominical en un gran espectáculo.
Seis cantantes se subieron al escenario para entonar himnos religiosas. Las cámaras de televisión captaron todos sus movimientos desde todos los ángulos.
Tras el coro, una pantalla gigante mostraba planos cercanos de los cantantes.
Parecía más un concierto de rock que un servicio religioso. Pero a pesar de las apariencias, esta congregación está de luto.
En los bancos faltaban 41 miembros de la congregación que volaban en el avión de AirAsia que se estrelló el domingo 28 de diciembre.

Viaje en grupo

La mayoría eran familias que viajaban con sus niños a Singapur para celebrar allí el año nuevo.
Al parecer viajaban en grupo porque así podían conseguir boletos más baratos.

A muchos les cuesta comprender el hecho de que una sola iglesia pudiera haber sufrido tal perdida: un cuarto de los pasajeros a bordo.

Una semana después de que el avión se estrellara, la iglesia los recordó con rezos.
"Yo conocía a una pareja que tenía a dos niños pequeños", dice Caleb Natanielliem, el pastor que dirije la iglesia.
"Los conocí antes de Navidades. Pero ahora no puedo decirles hola de nuevo", dice emocionado.
Indonesia es un país predominantemente musulmán, pero la comunidad cristiana en la ciudad de Surabaya se ha visto especialmente golpeada por el accidente.
A muchos les cuesta comprender el hecho de que una sola iglesia pudiera haber sufrido tal pérdida: un cuarto de los pasajeros a bordo.

Búsqueda


"Los conocí antes de Navidades. Pero ahora no puedo decirles hola de nuevo", dice emocionado el pastor que dirige la iglesia.

"Me impactó mucho cuando me enteré de la noticia", dice Paulus Angka Wijaya, un miembro de la congregación.
"Ojalá que encuentren todos los cuerpos para que las familias los puedan enterrar y darles un funeral como es debido".
"Siempre apoyaremos a las familias para que puedan conservar las fuerzas y saber que no están solas".
A cientos de kilómetros continúa la operación de búsqueda en el mar de Java.
Pero los rescatistas ven su trabajo impedido por el mal tiempo. Poco a poco, sin embargo, van siendo recuperados los cadáveres.
Al finalizar la jornada del domingo ya se habían rescatado 34 cuerpos.

Esperanzas


Poco a poco van siendo recuperados los cadáveres.

En la iglesia, algunos familiares rezaban por un milagro.
"Siento que muchos de ellos están aún conservando las esperanzas", dice el pastor Natanielliem.
"Están esperando aún noticias de los sobrevivientes. Muchos de ellos se resisten a aceptar la idea de que sus seres queridos han perecido".
Aquí, la gente encuentra las fuerzas en la fe.
Pero para una iglesia que ve a la congregación como familia, la pérdida es inmensa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada