martes, 20 de enero de 2015

La Iglesia mormona reconoce el pasado polígamo de su fundador

La Iglesia mormona reconoce el pasado polígamo de su fundador

Joseph Smith tuvo entre 30 y 40 mujeres, algunas de ellas ya casadas con sus seguidores

Retrato de Joseph Smith de la National Gallery of Art de Washington.

(El País). Quién lo iba a decir. Historiadores y fieles creían que Joseph Smith era el perfecto profeta. Muchos mormones sabían del pasado polígamo de su sucesor, Brigham Young, el hombre que condujo al rebaño de fieles hasta Salt Lake City (Utah). Pero dieron por buena la historia que les contaron de que el fundador de su fe vivió feliz en la monogamia junto a su esposa Emma hasta que la trágica muerte de él en 1844 en un linchamiento los separó.

Pretendiendo atajar las acusaciones largo tiempo planteadas de secretismo y conocedora de que quien acuda a Internet en busca de repuestas puede encontrar mucha hojarasca cuando no falsedad, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días ha ido desgranando una serie de ensayos online para abrir al público su historia, la verdadera.

Y sin embargo, esa nueva crónica no resulta muy favorecedora para el padre del mormonismo, al que se creía monógamo. Joseph Smith tuvo entre 30 y 40 mujeres —algunas de las cuales ya estaban casadas, con seguidores de Smith— y al menos una de ellas era una menor de 14 años, Helen Mar Kimball, la hija de unos amigos muy cercanos al profeta.

En el último año, la Iglesia de los Santos de los Últimos Días ha ido colgando en su página web una serie de ensayos que tratan temas polémicos, tales cómo cual fue el proceso de traducción de Smith del Libro de Mormón —las escrituras sagradas de la Iglesia—; la poligamia o que los negros tuvieran prohibido el acceso al sacerdocio hasta 1978 —algo que ha quedado inmortalizado con ironía en el musical de Broadway Book of Mormon: “En 1978, Dios cambió de opinión sobre los negros”—.

Y sin embargo, a pesar de querer actuar en nombre de la transparencia, la Iglesia no ha publicitado esos estudios sobre su pasado, que están escondidos dentro de la web y hace falta una búsqueda o un enlace para llegar a ellos. Muchos de los mormones aseguran no tener conocimiento de esos ensayos, según la información publicada este martes por el diario The New York Times.

El diario de Nueva York ha entrevistado a Emily Jensen, periodista experta en temas de mormonismo, para quien la noticia de la poligamia de Smith se corresponderá para los fieles con las cinco fases del duelo: negación; ira; negociación; tristeza; y finalmente aceptación.

“Se me dijo que Joseph Smith era casi un profeta perfecto, a mí y a muchos otros”, asegura Jensen. “Esta no es la Iglesia en la que yo crecí, este no es el Joseph Smith que yo adoraba”, relata Jensen en el Times como reacción de los fieles en Utah. En su opinión, ese será el sentir de muchos seguidores de la fe mormona, que en el mundo tiene unos 14 millones de seguidores, la mitad de ellos en Estados Unidos.

Según el ensayo, algunos de esos matrimonio de Smith eran para la vida venidera, para después de la muerte, lo que suponía que no eran consumados con relaciones sexuales. Se supone que el matrimonio del fundador Smith con la joven Kimball unos pocos meses antes de que esta cumpliese quince años era ese tipo de unión, para el más allá.

En 1890 y bajo presiones del Gobierno de EEUU, la Iglesia mormona ponía fin a la poligamia. Los mormones que no lo hicieron acabaron por escindirse y formar sus propios cultos, algunos de los cuales todavía existen. El caso más polémico fue el de Warren Jeffs, líder espiritual de una secta polígama en Eldorado (Texas), condenado en 2011 por agresión sexual a menores después de que más de 50 niñas fueran rescatadas de un rancho que hacia las veces de templo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada