sábado, 1 de junio de 2013

LA GENERACIÓN QUE NO MORIRÍA SEGÚN LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ; YA MURIÓ

LA GENERACIÓN QUE NO MORIRÍA SEGÚN LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ; YA MURIÓ

Al saber estas cosas, ¿qué hará usted? Es obvio que el Dios verdadero, el mismo que es “el Dios de verdad” y que odia las mentiras, no mirará con favor a personas que se apegan a organizaciones que enseñan falsedad…Y, en realidad, ¿quisiera usted estar siquiera asociado con una religión que no hubiera sido honrada con usted?

¿Es esta vida todo cuanto hay? 
pag 46 Publicado por la Watchtower
Despertad, 22 de Mayo 1994


Esta imagen debería bastar por si sola para que cada Testigo de Jehová abandonara a la Watchtower. 

Toda la generación de 1914 ya murió.

A continuación presentamos las pruebas de como la Sociedad Watchtower engaño a los Testigos de Jehová, prometiéndoles como el Profeta de Dios, que el fin llegaría antes de que muriera la generación de 1914.

Toda esa generación ya murió, resultando la Watchtower y su Cuerpo Gobernante un Falso Profeta. Durante mas de 20 años la Sociedad estuvo engañando a los Testigos de Jehová, con falsas esperanzas, cuando ya ella sabia que la generación de 1914 y el mismo 1914 eran mentira. Prueba de ello es la campaña de construcción a través de toda la tierra, nadie que esperara el fin inminente haría eso.

Recuerda que de la misma manera que engañaron a tus abuelos y padres, también están dispuestos a engañarte a ti, para que tu los sigas adorando como el Profeta de Dios. Recuerda el profeta de Jehová, no se equivoca jamas, por que habla las palabras inspiradas de Dios.

Vea las pruebas a continuación de la mentira de la generación de 1914:

Verdadera paz y seguridad 
(capitulo 7 página 86)

¿Cuándo vendrá la predicha destrucción mundial?

“DE NINGÚN MODO PASARÁ ESTA GENERACIÓN”

28 En cuanto a “aquel día y hora,” dijo Jesús “nadie sabe, ni los ángeles de los cielos, ni el Hijo, sino solo el Padre.” (Mateo 24:36) Pero Jesús sí dio una útil indicación de tiempo cuando dijo: “De ningún modo pasará esta generación hasta que sucedan todas estas cosas.” (Mateo 24:34) 

Todas ¿qué cosas? Todos los varios rasgos de “la señal” acerca de la cual estaba hablando, así como la “tribulación grande,” que también había mencionado. El que estas cosas sucedieran dentro de una generación significaría que personas que estuvieron presentes para observar lo que sucedió en 1914 E.C., al principio de la “conclusión del sistema de cosas,” todavía tendrían que estar vivas al fin de este período, cuando azota la “tribulación grande.” 

Los que recuerdan los acontecimientos de 1914 están envejeciendo ahora. Muchos de los que existían entonces ya han muerto. Pero, según nos asegura Jesús, dentro de “esta generación,” antes que todos ellos hayan muerto, vendrá la destrucción de este sistema de cosas inicuo.


Atalaya 1 de Mayo 1985 pág. 4

¿Está aplazando Dios su juicio?

“De ningún modo pasará esta generación”

Además de saber cuándo llegaría el período del juicio divino, Jesús pudo fijar un límite a la duración de éste. Usando la ilustración de una higuera, dijo: “Luego que su rama nueva se pone tierna y brota hojas, conocen que está cerca el verano. Así mismo también ustedes, cuando vean todas estas cosas, conozcan que él está cerca, a las puertas. En verdad les digo que de ningún modo pasará esta generación hasta que sucedan todas estas cosas”. (Mateo 24:32-34.)

Por lo tanto, el juicio divino sería ejecutado durante la duración de la vida de personas que hubieran visto los primeros indicios del período que Jesús predijo. El comienzo de dicho período marcaría el principio del fin del mundo de Satanás, contra el cual el Reino de Dios, que acababa de ser establecido en el cielo, ejecutaría juicio divino. La cronología bíblica y el cumplimiento de las profecías de la Biblia proporcionan pruebas abundantes de que este período empezó en 1914.

Así que, antes que la generación de 1914 desaparezca por completo, el juicio de Dios se tiene que ejecutar.


Atalaya 15 de Febrero 1986 pág. 5

El apocalipsis… ¿cuándo?

No obstante, el apocalipsis está más cerca de lo que mucha gente piensa.
Respecto a la señal de los últimos días, Jesús dijo que “de ningún modo pasará esta generación hasta que sucedan todas estas cosas”. (Mateo 24:34.) 

¿De qué generación hablaba Jesús?

La generación de 1914

Con referencia a “la relativamente pacífica y próspera era victoriana de Gran Bretaña”, el ex primer ministro Harold Macmillan dijo que él consideraba que ‘el mundo en el que había nacido’ seguiría siendo “mejor y mejor” cada vez. Pero, “repentina e inesperadamente, todo llegó a su fin una mañana de 1914″. Macmillan dijo que ese día había sido el fin de “100 años de paz y progreso” y recordó que la I Guerra Mundial había marcado “el fin de una era” y el “comienzo de la confusión que aún prevalece”. 

Muchas personas, en particular quienes vivieron los acontecimientos de 1914 y que aún están vivas, saben que esto es cierto.

En efecto, tal como esta revista ha señalado a través de los años a sus lectores, la evidencia muestra que la generación de 1914 es la generación de la que habló Jesús. Por consiguiente, “de ningún modo pasará esta generación hasta que sucedan todas estas cosas [lo que incluye el apocalipsis]“.


Razonamiento pág. 420

Últimos días

Definición: La Biblia utiliza la expresión “últimos días” para referirse al período de conclusión que culmina en una ejecución fijada por Dios que marca el fin de un sistema de cosas. El sistema judío, con su adoración en torno al templo de Jerusalén, experimentó sus últimos días durante el período que culminó en su destrucción en 70 E.C. Lo que sucedió entonces fue un cuadro de lo que se experimentaría de manera mucho más intensa y en escala global en un tiempo en que todas las naciones se encararían a la ejecución de juicio que Dios ha decretado. El inicuo sistema de cosas actual, que se extiende por toda la Tierra, entró en sus últimos días en 1914, y algunos de la generación que estaba viva entonces estarán también presentes para ser testigos del fin completo de este sistema en la “grande tribulación”.


Despertad 8 de Abril 1988 págs. 13-14

Los últimos días… ¿Qué viene a continuación?

¿Cuánto puede durar una generación?

Según indicó The American Legion Magazine, en la primera guerra mundial participaron 4.743.826 estadounidenses. Pero en 1984, de ese colectivo solo quedaban vivas 272.000 personas, y estaban muriendo, como promedio, a un ritmo de nueve por hora. ¿Significa eso, entonces, que la generación de 1914 ya ha desaparecido?

La palabra griega para generación es gue·ne·á, y es la que utilizaron Mateo, Marcos y Lucas al registrar las palabras de Jesús. Puede tener diferentes aplicaciones según el contexto. No obstante, The New International Dictionary of New Testament Theology la define así: “Los que han nacido en el mismo tiempo [...]. Un significado relacionado con este es: el conjunto de contemporáneos de una persona, una época”. A Greek-English Lexicon of the New Testament dice: “La totalidad de los que han nacido en el mismo tiempo, ampliada para incluir a todos los que viven en una generación de tiempo dada, contemporáneos”. Según estas definiciones, la palabra ‘generación’ puede referirse a los que nacen alrededor del tiempo de un acontecimiento histórico y también a todos los que viven en ese tiempo.

En su New Testament Word Studies, J. A. Bengel dice: “Los hebreos [...] calculan que una generación dura setenta y cinco años, y las palabras no pasará dan a entender que, efectivamente, la mayor parte de aquella generación [de los tiempos de Jesús], pero no la totalidad de ella, habría pasado antes de que se cumpliese todo”. Esto llegó a ser así para el año 70 E.C., cuando sobrevino la destrucción de Jerusalén.

De la misma manera, hoy en día la mayor parte de la generación de 1914 ya ha pasado. No obstante, todavía quedan en la Tierra millones de personas que nacieron ese año o antes. Y aunque cada vez son menos, las palabras de Jesús, “de ningún modo pasará esta generación hasta que sucedan todas estas cosas”, se cumplirán. Esta es otra razón más para creer que el día de Jehová, que viene como ladrón, es inminente. Por consiguiente, ¿qué sucesos deberían esperar los cristianos vigilantes?


Atalaya 15 de Mayo 1984 págs. 6-7

1914… la generación que no pasará

¿Queda bastante tiempo?

Desde el punto de vista puramente humano, podría parecer que dichos sucesos difícilmente podrían ocurrir antes que la generación de 1914 desaparezca de la escena. Pero el cumplimiento de todos los sucesos predichos que habían de afectar a la generación de 1914 no depende de medidas humanas, que son relativamente lentas. La palabra profética que Jehová pronunció mediante Cristo Jesús es: “Esta generación [de 1914] no pasará de ningún modo hasta que sucedan todas las cosas” (Lucas 21:32). Además, Jehová, quien es la fuente de la profecía inspirada e infalible, hará que se cumplan las palabras de su Hijo en un período relativamente corto. (Isaías 46:9, 10; 55:10, 11.)

¿Hay ejemplos de profecías bíblicas que se cumplieron en el pasado a pesar de la incredulidad y el escepticismo humano? Sí, y podemos examinar brevemente uno de éstos. En el año 33 E.C., Jesús predijo respecto a Jerusalén y su templo: “En cuanto a estas cosas que contemplan, los días vendrán en que no se dejará aquí piedra sobre piedra que no sea derribada. Además, cuando vean a Jerusalén cercada de ejércitos acampados, entonces sepan que la desolación de ella se ha acercado”. (Lucas 21:6, 20.)

Treinta y tres años después, el ejército romano, bajo Cestio Galo, atacó a Jerusalén y estuvo a punto de obtener la victoria. No obstante, sin que se supiera por qué, el general Galo dio la orden de que sus tropas se retiraran. Como consecuencia de aquello, algunos judíos han de haber pensado que su ciudad sagrada no sería destruida. Pero dicho pensar no duró mucho tiempo. Cuatro años después, los ejércitos romanos bajo Tito regresaron y destruyeron a Jerusalén y su templo.

Así la profecía de Jesús se realizó hasta el más mínimo detalle. Como dijo G. A. Williamson en su introducción a la traducción al inglés de Guerra de los judíos, de Flavio Josefo: “Si no tuviéramos ninguna otra fuente de información además de los evangelios, nos sentiríamos tentados a sospechar que las advertencias de Jesús se expresan en lenguaje hiperbólico [exagerado] [...] ¿Era posible que de aquel templo imponente ni una piedra quedara sobre otra que no fuera derribada? Ciertamente fue posible; es un hecho histórico. La destrucción fue absoluta y total [...] Toda esta historia trágica se había predicho con asombrosa exactitud”.

Tal como las profecías de Jesús respecto a Jerusalén se cumplieron durante la vida de la generación del año 33 E.C., así también sus profecías respecto al “tiempo del fin” se cumplirán durante la vida de la generación de 1914 (Daniel 12:4). Esto significa que tienen maravillosas esperanzas no solo los de aquella generación, sino todos los que viven hoy. ¿Por qué? Porque respecto a los significativos sucesos que afectarían a aquella generación, Jesús también dijo: “Cuando vean suceder estas cosas, conozcan que está cerca el reino de Dios”. (Lucas 21:28, 31.)

La proximidad del Reino de Dios hoy significa el fin de los divisivos sistemas políticos, religiosos y comerciales de la actualidad. Significa que se introducirá un nuevo gobierno justo para todas las personas obedientes de la humanidad. Usted puede escoger la vida eterna bajo este arreglo de “nuevos cielos y una nueva tierra” (2 Pedro 3:13; Juan 17:3).
Sí, usted puede llegar a ver este prometido Nuevo Orden, junto con los sobrevivientes de la generación de 1914… la generación que no pasará.


Hoy en día el cuerpo gobernante ha perdido por completo el rumbo, no sabe donde esta en la corriente del tiempo, saben que no son ungidos, solo están aumentando su poder y riquezas. 

¿Los ayudaras tú, con tu tiempo y dinero a continuar la farsa?


Fotos y Citas: © Watch Tower Bible and Tract Society

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada