martes, 18 de noviembre de 2014

Como Surgieron los Mesiánicos Modernos



Una de las últimas herejías que han surgido es el neo-judaísmo mesiánico. 

Debemos distinguir entre éstos y los judíos mesiánicos, que son judíos de nacimiento que han creído en Jesucristo y en su liturgia conservan sus raíces judías, manteniendo íntegras las doctrinas esenciales del cristianismo. 

El neo-judaísmo mesiánico, también conocido como el movimiento de los nazarenos (no la iglesia del Nazareno que es una denominación evangélica), es una secta que procura proselitar a los cristianos evangélicos para que abandonen sus congregaciones cristianas y adopten las costumbres, ritos y doctrinas judaizantes de este movimiento. 

Este grupo parte de la creencia de que las diez tribus perdidas de Israel están dispersas en América latina y todos esos millones de descendientes de antepasados judíos deben volver a sus raíces originales. Afirman también que la iglesia cristiana se gentilizó y abandonó su origen judío, se volvió anti-semita y hasta adulteró la Biblia para romper con sus raíces judaicas. 

Y lo peor aún, rechazan doctrinas claves de la fe cristiana como la Trinidad, la eternidad de Jesús, y declaran además que las Escrituras en sus traducciones modernas han sido adulteradas y no son fidedignas.

Todo esto que ha surgido ha sido en gran parte causado por la misma iglesia cristiana. Hace un tiempo atrás llegó la moda de las danzas hebreas, el uso de símbolos judíos, tocar el “shofar” o cuerno para comenzar los cultos y la celebración de fiestas judías. Sin ser judíos, y teniendo ya una rica cultura propia en donde celebrar la presencia de Dios, muchas iglesias comenzaron a copiar esos estilos. 

Llegó el momento que se levantó una pasión por lo judío donde algunas iglesias hasta quitaron la cruz de sus púlpitos para poner el “menorah” o candelabro de los siete brazos, estrellas de David y cosas por el estilo. ¿Por qué? ¿Qué de malo hay en adorar en el estilo de nuestra propia cultura? Si no somos judíos y pertenecemos al pueblo santo de Dios, que es su iglesia, ¿para qué adoptar estas prácticas? 

El resultado de todo esto es que muchos pastores y líderes han preparado el camino para que surja esta nueva forma de apostasía. Lo que están haciendo muchos cristianos es simplemente dar el próximo paso: ser judíos completos.

Cuando se abre la puerta a prácticas que no tienen respaldo alguno de la Palabra, en especial, de la doctrina apostólica contenida en las epístolas, se infiltrarán toda clase de herejías destructoras y confusión. 

Nosotros funcionamos bajo un mejor pacto establecido sobre mejores promesas.


Tomado de "Los Judaizantes del Siglo XXI"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada