jueves, 26 de diciembre de 2013

Peligroso virus podría fugarse de laboratorio y amenazar con una pandemia global

Peligroso virus podría fugarse de laboratorio y amenazar con una pandemia global


La Republica / Recientemente, medio centenar de científicos elevaron una advertencia a la Comisión Europea sobre la posibilidad “real y no hipotética” del escape de un peligroso virus mutado intencionalmente en un laboratorio situado en Holanda.

La denuncia a las autoridades se ha hecho mediante una carta firmada por 56 científicos de 14 países diferentes , entre los que se encuentran varios ganadores de Premios Nobel. En ella también se manifiesta el completo repudio con el "posible doble uso, civil y militar, de los experimentos" que actualmente se llevan a cabo en el Centro Médico Erasmus, de la ciudad de Róterdam.

Según el comunicado, la posibilidad de fuga del virus es “pequeña, pero finita”. Haciendo alusión a la chance de que se produzca “un accidente de laboratorio que llevaría a la propagación mundial de un virus mutado, la cual desataría una pandemia”.

Mutación intencional de virus Al mismo tiempo, los científicos firmantes de la carta dirigida a la Comisión Europea, explican que “el impacto de una propagación mundial (del virus) podría ser catastrófico”. Los experimentos llevados a cabo en Holanda, están relacionados con el conocido virus H1N1, que puso el mundo en jaque pocos años atrás.

El objetivo de los trabajos es conseguir unas cepas nuevas del virus, capaces de pasar de los mamíferos a las aves y viceversa.

El encargado de las investigaciones es el microbiólogo Ron Fouchier, quien junto a su equipo han utilizado pequeños roedores como sujetos de prueba. Los resultados de las mismas están programados para hacerse públicos en poco tiempo.

Desde sus comienzos, los trabajos de Fouchier en Holanda fueron controversiales. Las autoridades de ese país le habían pedido una licencia especial al científico para comenzar sus experimentos, pero el presidente de la Sociedad Europea de Virología, Giorgio Palu, respaldó su trabajo ante la Comisión Europea.

Finalmente, un grupo de 56 científicos ha decidido interferir en el caso. Según el comunicado, la Sociedad de Virología "mintió sobre el carácter de los experimentos. La idea no era reproducir lo que existía en la naturaleza, sino crear nuevas infecciones víricas con posible potencial de provocar pandemias".


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada