jueves, 25 de julio de 2013

¿El alma de los cristianos duerme cuando muere?

Conversando ayer con una persona que quiero bastante acerca de los tiempo finales; y al ir desarrollando el tema me dijo que el creía en el "dormir del alma".

El pensaba que los creyentes que dormían entraban en un estado de sueño hasta que fuese el momento de la resurrección cuando nuestros cuerpos serán glorificados.

Le traté de explicar acerca de esto, contándole que desde el inicio de la iglesia los creyentes habían creído que al morir iban a la presencia de Dios, y que solo las sectas hablaban acerca del "dormir del alma", y l uego le cité las Escrituras.

Me puse a pensar en cuantos creyentes están engañados con estas doctrinas y necesitan una base más solida de conocimiento, así que decidí escribir este artículo-


¿Quienes creen en el "dormir del alma"?

Principalmente dos sectas defienden el dormir del alma: los Testigos de Jehová y los Adventistas. Como un dato adicional, los musulmanes también cree en el dormir del alma.


Los testigos de Jehová enseñan en su libro "El Conocimiento Que Lleva A La Vida Eterna":



"Cuando alguien muere, el espíritu (la fuerza vital) deja de animar las células del cuerpo, así como una luz se extingue cuando se apaga la electricidad. Cuando la fuerza vital deja de sustentar al cuerpo humano, el alma del hombre muere."


"Por tanto, la Palabra de Dios se refiere a los muertos como dormidos. Por ejemplo, al enterarse que su amigo Lázaro había muerto, Jesucristo les dice a sus discípulos, 'nuestro amigo Lázaro descansa, pero voy allá para despertarlo de su sueño.'"


Por su parte la Iglesia Adventista del Séptimo Día (SDA): enseña en su publicación oficial doctrinal: "Las creencias de los Adventistas del Séptimo Día. . . Una exposición Bíblica de 27 Doctrinas Fundamentales":


"La tumba no es un lugar de conciencia. Ya que la muerte es un sueño, los muertos permanecen en un estado de inconciencia en la tumba hasta la resurrección, cuando el sepulcro (Hades) entrega a sus muertos (Ap. 20:13)."


Por su parte los musulmanes creen que de acuerdo con los principios de fe del Islam, la muerte es el fin de la vida física y el comienzo de un período de descanso hasta el día de la resurrección cuando Alá juzgue a los vivos y a los muertos.

Vemos que tanto estás dos sectas como los musulmanes creen que el hombre al morir entra en un descanso o dormir del alma hasta el día del gran juicio final.

Entonces los creyentes que creen en el dormir del alma sin darse cuenta están identificándose con las creencias de estas sectas y de la religión musulmana.

Así que ahora veamos que es lo que dice la Biblia:


Refutación Bíblica de la Doctrina del "Dormir del Alma"

Para refutar esta doctrina veremos pasajes de la Biblia donde se muestra que después de morir físicamente hay una consciencia espiritual o del alma.

1. El Caso de la Pregunta de los Fariseos

En esta ocasión los saduceos, que no creían que había resurrección de los muertos, quisieron poner en aprietos a Jesús con su historia de los sietes hermanos y la mujer que pasaba a ser esposa de cada uno mientras iban muriendo (Mateo 22:23-32).

Vean la conclusión final de Jesús:


Mateo 22:31-32
31 Pero respecto a la resurrección de los muertos, ¿no habéis leído lo que os fue dicho por Dios, cuando dijo: 
32 Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob? Dios no es Dios de muertos, sino de vivos.

Con estas palabras, Jesús claramente implican que los patriarcas Abraham, Isaac y Jacob estaban en los días de Jesús aun vivos.


2. El Caso del Rico y Lázaro

En Lucas 16:19-31 Jesús cuenta la historia del rico y Lázaro. 

En esta historia, el pobre Lázaro muere y va al "seno de Abraham" mientras que el rico (cuyo nombre no se menciona) muere y va al Hades. En ambos casos, se les presenta como conscientes, atentos y comunicativos. 

Los defensores del Sueño del Alma sostienen que la historia es sólo una parábola sin interpretación literal. 

Si esto es así nos encontramos con dos problemas, en primer lugar las parábolas nunca narran personas con nombres propios; y en segundo lugar, esta sería la única parábola contada por Jesús que no hubiera sido posible en la vida real.

Está historia fue un hecho real que nos muestra la realidad que no hay un dormir del alma.


3. El Caso del Ladrón Bueno

Un evento clave en el que las palabras de Jesús contradicen la doctrina del dormir del Alma es cuando le habla al llamado ladrón bueno en la cruz (ver Lucas 23:39-43). 

Ante el pedido del ladrón de que Jesús se acuerde de él en su reino, le respondió: "En verdad te digo, hoy estarás conmigo en el paraíso"

Esta declaración contradice completamente la doctrina del dormir del alma. No hubiera tenido sentido de que Jesús le dijera "hoy estarás conmigo" si el ladrón se hubiera ido a dormir hasta el juicio final. ¡No! El hombre estaría despierto con Jesús en el paraíso.


4. La Transfiguración
Este fue un evento muy importante, y que a su vez demuestra que los que mueren no se van a dormir hasta el Juicio Final (Mateo 17:1-8; Marcos 9:2-8; Lucas 9:28-36, y 2 Pedro 1:16-18). 

Ese día Pedro, Santiago y Juan escucharon personalmente la voz de Dios y testificaron la aparición visible de que Moisés y Elías hablaron con Jesús. 

No puedo entender como es que los defensores del dormir del alma pueden explicar cómo es que Moisés, que estaba muerto (Deuteronomio 34:5-6), pudo aparecer súbitamente y conversar con Jesús y Elías (Elías no había muerto, sino que fue llevado por un carruaje de fuego, como dice en 2 Reyes 2:11).


5. Pablo Hablando de la muerte de los Creyentes

El apóstol Pablo en sus cartas, igualmente, presenta evidencia de que no hay interrupción de la conciencia en la muerte para el creyente en Cristo.

En 2 Corintios 5:6-8
6 Así que vivimos confiados siempre, y sabiendo que entre tanto que estamos en el cuerpo, estamos ausentes del Señor 
7 (porque por fe andamos, no por vista); 
8 pero confiamos, y más quisiéramos estar ausentes del cuerpo, y presentes al Señor.

Lo que Pablo dice aquí es que el creyente que ya no está en su cuerpo físico debido a la muerte, su espíritu estaría ausente del cuerpo, pero su espíritu estaría presente ante el Señor. Y si está presente ante el Señor no está durmiendo hasta el Juicio Final.


6. Pablo Hablándole a los Filipenses de su Posible Martirio

En Filipenses 1:12-26 Pablo empieza a consolar a los Filipenses ante la posibilidad de su muerte.

Es evidentemente que Pablo no creía que iba a morir en ese momento porque todavía tenía trabajo pendiente en el Señor. Pero también reconocía que si moría sería provechoso para él:

Filipenses 1:21-24
21 Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia. 
22 Mas si el vivir en la carne resulta para mí en beneficio de la obra, no sé entonces qué escoger. 
23 Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor; 
24 pero quedar en la carne es más necesario por causa de vosotros. 

No es posible explicar como es que Pablo vería a Jesús inmediatamente después de su muerte si es que su alma estuviera durmiendo.


7. La Bendita Esperanza Explicada a los Tesalonicenses

La iglesia de Tesalónica estaba preocupada porque no sabía que iba a pasar con los creyentes que ya habían fallecido, y Pablo les explica en 1 Tesalonicenses 4:13-18 acerca de los que están "dormidos" o "muertos en Cristo."

Pablo les dice que estos creyentes que murieron antes del regreso del Señor acompañarán al Señor en su retorno y serán los primeros en resucitar de los muertos. 

Los defensores del Sueño del Alma dicen que esto se ajusta a su pensamiento. Pero al leer el contexto de esta carta, en el capítulo siSin embargo, en el capítulo cinco de la misma carta, vemos que los que "duermen" en el Señor están viviendo juntamente con Cristo esperando su venida:

1 Tesalonicenses 5:9-10
9 Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo, 
10 quien murió por nosotros para que ya sea que velemos, o que durmamos, vivamos juntamente con él. 


Conclusión

La doctrina del dormir del alma contradice las enseñanzas del Nuevo Testamento y especialmente, las palabras de Jesús. 

Estas enseñan que la vida espiritual de los creyentes en Cristo, continúa después de la muerte en un estado intermedio de conciencia hasta la resurrección final de los muertos después del retorno de Cristo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada