martes, 13 de octubre de 2015

Mala noticia para los mesiánicos: La falsa lista de apellidos y los verdaderos requisitos para que los sefardíes accedan a la nacionalidad española

La falsa lista de apellidos y los verdaderos requisitos para que los sefardíes accedan a la nacionalidad española

Sefardí
Image captionEl rey Felipe VI saluda al rabino sefardí Shlomo Moshe Amar, durante una reciente visita a España.

Desde hace unos meses viene circulando por las redes sociales una amplia lista de apellidos de personas que supuestamente podrían acceder a la nacionalidad española debido a una nueva ley.
La lista fue compartida incontable cantidad de veces y alimentó la ilusión de muchos aspirantes a un pasaporte europeo. Generó, también una avalancha de llamados al Ministerio de Justicia español para pedir más detalles.
La razón de la aparición de esa lista era un proyecto de ley presentado el año pasado –y que fue aprobado este jueves por el congreso español- que le permitiría a los descendientes de los judíos sefardíes que fueron expulsados de España en el siglo XV obtener la nacionalidad de ese país con mayor facilidad.
Sin embargo, aquella lista era tan amplia y diversa que casi significaba que la mayoría de las personas con algún apellido de origen castellano podría optar a la nacionalidad española.
Ramírez, Valencia, Sánchez, Montoya, Pérez, entre otros 5.000 apellidos figuraban en la supuesta lista.
Pero cómo tantas cosas que surgen en internet aquella lista no era rigurosa. Ni oficial.

5.200
Image captionLa lista incluía a 5.200 apellidos de origen español.

"Hay que dejar una cosa clara: no estamos trabajando con ninguna de lista de apellidos para los trámites de la nacionalidad de los descendientes de los sefardíes", le dijo a BBC Mundo María Royo, vocera de la Federación Española de Judíos.
"No porque tengas un apellido Álvarez o Pérez ya significa que vas a tener la nacionalidad española, hay varios requisitos que las personas deben cumplir para hacerlo", añadió.

La expulsión de los judíos sefardíes

Para entender bien de qué se trata esto hay que remontarse a marzo de 1492: meses antes de que Cristóbal Colón se embarcara en aquel viaje que terminaría con la llegada a América, los reyes católicos firmaron un decreto que ordenaba la expulsión de los judíos de la península ibérica, que eran conocidos como los sefardíes.
Sefarad es la palabra en hebreo para denominar a España.
Con el tiempo, aquellos judíos volvieron al país. Y desde hace algunos años comenzaron las gestiones para reivindicar a los descendientes de aquellas personas que debieron abandonar tierra española por decisiones políticas.
"Es la comunidad sefardí de España la que ha solicitado esa legislación al gobierno. Sí hay herederos, estamos los que estamos aquí y hemos mantenido a lo largo de los siglos nuestra fuerte y directa vinculación con España", le dijo a BBC Mundo Issac Querub, presidente de la Federación de Comunidades Judías de España.

Sefardíes España
Image captionSe calculan que hay al menos 100.000 judíos en España, de los cuáles el 80% es de origen sefardí.

El proyecto de ley presentado al congreso español el año pasado contemplaba la eliminación de algunos requisitos para los descendientes sefardíes, como la residencia obligada en territorio español, entre otros.
Y esa ley fue aprobada este jueves. Se estima que al menos 150.000 personas alrededor del mundo, incluyendo habitantes de países como Argentina y Venezuela, podrán acceder al pasaporte español por este medio.

Pero, ¿cómo lo harán?

Aunque aún no se conoce el texto final aprobado por el congreso español –la ley entrará en vigencia en octubre de este año- BBC Mundo indagó cuáles son los principales requisitos del trámite.
"Hay que demostrar el vínculo con España y con la comunidad sefardí de la que se es miembro en el mundo. Esos son los dos requisitos fundamentales", explicó Royo.

Sefardíes
Image captionSe espera que al menos 150.000 judíos sefardíes alrededor del mundo soliciten la nacionalidad española.

Una de las opciones para poder demostrarlo puede ser un certificado de origen del apellido emitido por alguna autoridad rabínica y el consulado español, para corroborar el origen sefardí del nombre familiar.
También hay que demostrar algún vínculo con el país ibérico.
"Hay gente que tiene documentación de200 o 300 años que certifica esa relación", dijo la vocera.
De hecho, unos 740 sefardíes han obtenido la nacionalidad española – por circunstancias excepcionales- en los últimos siete años realizando una extensa investigación sobre sus apellidos a través del tiempo.
Después de tener los papeles se envían a un notario en España. Si el postulante no habla español, deberá presentar un examen del idioma. Además deberá pasar una evaluación sobre temas de la cultura española.
"Finalmente, deberá venir a España para realizar el acto de nacionalización, que es obligatorio por ley", señaló.
Desde que se conoció la noticia del estudio de la ley, miles de personas comenzaron a enviar las solicitudes a la Federación de Comunidades Judías de España, que es el interlocutor oficial con el gobierno.
En menos de un mes recibieron 6.000 solicitudes.
"Es importante restaurar una injusticia con muchas personas, que a pesar de ser expulsadas, continuaron sintiéndose españolas", concluyó Royo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada