miércoles, 24 de septiembre de 2014

La religión no te hace más moral

Interesante estudio acerca de la religión y la moralidad que nos muestra que la religión no nos hace mejores personas sino que provoca en nosotros es una conciencia de culpa y verguenza por las cosas que hacemos.

La religión no te hace más moral

El tener creencias no ayuda a definir lo que es bueno o malo.

Religioso resulta dos
El estudio servirá para analizar la influencia de la religión en conflictos. / Créditos: iStock by Getty Images

Redacción Quo 

Un nuevo estudio sugiere que las personas religiosas no son las más propensas a hacer el bien, sobre todo, si se les compara con quienes no profesan algún credo. Por otra parte, aunque los liberales y conservadores suelen estar en desacuerdo en muchas cosas, tiendan a coincidir en el tema del buen comportamiento moral.

Los investigadores pidieron a 1,252 individuos de diferentes bagajes políticos y religiosos, provenientes de Canadá y Estados Unidos, calificar las buenas y malas acciones que habían realizado, atestiguado, aprendido o vivido durante su día.

La meta del estudio era evaluar cómo la moral está presente en la vida diaria, indicó Dan Wisneski, profesor de psicología de la Universidad Saint Peters de Nueva Jersey. Los resultados pueden sorprender a quienes creían que las afiliaciones religiosas o políticas ayudan a sus aliados a identificar mejor el bien del mal.

Wisneski y sus colegas encontraron que las personas religiosas y no religiosas cometen un número similar de actos morales. Lo mismo sucedió con partidarios opuestos del espectro político. A pesar de sus preferencias, todos los participantes tendieron a reportar haber cometido o vivido un acto moral, más que uno inmoral. Asimismo, indicaron con mayor frecuencia haber oído hablar de actos inmorales que morales.

Lo que varió fue su repuesta emocional respecto a los fenómenos morales. El grupo religioso señaló experimentar más conscientemente emociones de culpa, vergüenza y asco después de cometer un acto inmoral, lo que no pasó con los no-religiosos.

Los conservadores y liberales también pesaron diferente en torno a este tema. Aunque experimentaron la misma cantidad de actos morales e inmorales, tuvieron formas distintas de hablar sobre ello. “Los liberales mencionaban los fenómenos morales relacionados con la equidad y la honestidad. Los conservadores lo hicieron en torno a la lealtad, la deslealtad, la santidad y la degradación”, dijo Wisneski.

Lo que diferenció este estudio de otros anteriores, fue el uso de mensajes de textos enviado a los participantes para dirigirlos a su sitio web en donde pudieran registrar sus experiencias morales. En otras investigaciones, la labor se realiza en el laboratorio con situaciones hipotéticas.

En el futuro, Wisneski y su equipo espera usar este innovador enfoque para estudiar la moral en una muestra representativa nacional, o lo que es más, en países de Medio Oriente donde las ideas sobre religión y política difieren tanto de las de este lado del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada