martes, 6 de agosto de 2013

El pastafarianismo y otras religiones alternativas del planeta

El pastafarianismo y otras 4 religiones alternativas del planeta

Niko Alm, otro pastafari al que se le permitió usar el colador en su licencia
Lukas Novy no es el primer pastafari en figurar con un colador en su licencia: en 2011 un tribunal de Austria le concedió el mismo permiso a Niko Alm.
Cuando un tribunal de la República Checa le dio permiso a Lukas Novy de portar un colador en la cabeza en las fotografías oficiales de sus documentos de identidad, más de uno habrá sido pillado en su ignorancia acerca de un culto religioso conocido como el "pastafarianismo".
Dicho culto prescribe el uso del colador, presumiblemente en honor de su dios, el Monstruo de Espaguetti Volador (FSM, por sus siglas en inglés), una especie de bola gigante de espaguetti con albóndigas. Y generalmente no es tomado en serio por los medios de comunicación.
Pero en su página web, la Iglesia del referido monstruo declara que el "FSM es real, totalmente legítimo, y respaldado por ciencia dura".
"Cualquier cosa que parezca humor o sátira es una mera coincidencia", agrega.

Lo que creen los pastafaris

Dicen que su dogma fundamental es el rechazo del dogma. Por eso no hay "rituales, oraciones y otras cosas sin sentido". Sin embargo, comparten algunas creencias comunes:
  • Creen que los piratas fueron los pastafaris originales, exploradores pacíficos que terminaron siendo considerados criminales debido a la desinformación cristiana.
  • Les gusta la cerveza.
  • Todos los viernes son feriados religiosos.
  • No se toman a sí mismos muy seriamente.
  • Abren la puerta a las contradicciones (aunque en esto, admiten no son "nada únicos".
Aunque, unas líneas más abajo, y en medio de razonamientos redactados de tal forma que no son fáciles de adscribir a la mera chanza, explica que "algunos pastafaris honestamente creen en el FSM; sólo haría la salvedad de que la sátira es una base honesta y legítima para religión".
Esto pareciera haberse visto reivindicado por la decisión de la justicia checa, que el viernes pasado determinó que el uso del colador "se ajusta a las leyes de la República Checa en lo que corresponde al uso permitido de atuendos de cabeza por razones médicas o religiosas".
Los pastafaris no son los únicos, ni los últimos, en haber creado para sí un culto alternativo a las religiones tradicionales, con mayor o menor grado de aceptación y credibilidad.
BBC Mundo explora algunas religiones y cultos alternativos.

Jedismo y otras inspiradas en el cine y la TV

Es una religión basada en las ideas de la serie de la "Guerra de las galaxias". No tiene fundador ni estructura central, pero tiene una base relativamente importante de seguidores declarados: ha figurado como el credo alternativo más importante en censos de varios países europeos a partir de 2001.
La "fuerza" acompañaba al 0,7% de los británicos en el censo de 2001.
Claro que esos resultados estuvieron precedidos por una campaña liderada por jedistas, y se cree que muchos dijeron profesar esa religión simplemente para fastidiar al gobierno o protestar contra la inclusión de una pregunta de corte religioso en el censo.
Pero por una u otra razón, apareció en el sexto lugar en los censos de Nueva Zelanda y del Reino Unido de 2001 con 1,5% y 0,7% de la población respectivamente.
Existen varias "Iglesias de jedismo" en el mundo y su base común es el "código jedi". Algunos la analizan como una mezcla de taoísmo y budismo, aunque otros no ven en ella más que a un grupo de fanáticos de línea dura de una historia de ciencia ficción.
Otras religiones inspiradas en series o personajes de cine o televisión incluyen el woodismo, en honor del director de cine Ed Woods.

Sociedad aetherius y otras relativas a extraterrestres

El número de religiones y cultos relacionados con la existencia de extraterrestres o la vida en otros planetas es comparativamente alto.
Quizás la más famosa sea la cienciología, que habla de Xenu, un dictador de la "Confederación Intergaláctica" que trajo a la Tierra y mató aquí a millones de los suyos, aunque algunos de los líderes de la cienciología dicen que la insistencia en asociar el culto a esta figura es una estrategia para desprestigiarlo.
Pero hay otras que no tienen empacho en verse asociadas a la creencia de que hay vida en otros planetas. Así, por ejemplo, el raelismo, creado por el frances Claude Vorilhons -alias Rael-, y con el que la misma cienciología ha sido comparada.
El actor Tom Cruise y el líder de la Cienciología, David Miscavige
El apoyo de figuras del espectáculo le han dado fama a la Cienciología. Aunque no es la única religión en hacer referencia a vida en otros planetas.
Rael dice que los extraterrestres lo llevaron a otro planeta, donde contactó a Jesús, Mahoma y otras grandes figuras de religiones establecidas.
Ellos le habrían dicho que la Humanidad fue creada en un laboratorio extraterrestre hace 25.000 años, que los extraterrestres aparecerán en Israel en el año 2025 y que debe transmitir un mensaje de "meditación sensual" al planeta.
La cienciología también ha sido comparada con la Sociedad aetherius. Su creador es George King, un extaxista londinense aficionado al yoga, que asegura que Jesús, Krishna y Buda eran extraterrestres.
Él mismo habría sido escogido para convertirse en la voz de un "parlamento interplanetario".

La ciencia de la felicidad y otros mezclados con política

Se define como un movimiento religioso, creado en Japón por Ryuho Okawa, y reconocido oficialmente en 1991.
Okawa dice ser la reencarnación de un ser supremo espiritual llamado El Cantare, supuesto nombre real de varios personajes claves en las creencias cristianas, musulmanas, budistas y confucionistas. También dice estar en conexión directa con los guardianes religiosos de grandes figuras políticas, con quienes sostiene entrevistas que luego publica.
Uno de las más recientes fue una conversación que dijo haber sostenido con la ex primera ministra del Reino Unido, Margaret Thatcher, apenas 19 horas después de su muerte. Entre otras cosas, Okawa sostiene que Thatcher le recomendó a Japón nunca permitir una invasión.

Religión

Conjunto de creencias o dogmas acerca de la divinidad, de sentimientos de veneración y temor hacia ella, de normas morales para la conducta individual y social y de prácticas rituales, principalmente la oración y el sacrificio para darle culto. Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.
La iglesia ha entrado en el terreno político, con la creación de un partido "de la realización de la felicidad", pero al parecer no logrado todavía afianzarse en ese campo.
Pero mientras que la iglesia de la Ciencia de la Felicidad espera incrementar la población de Japón -en parte para neutralizar una futura invasión de Coread el Norte-, la Iglesia de la Eutanasia, creada por el reverendo Chris Korda en Estados Unidos, quiere resaltar el insostenible crecimiento de la población mundial.
Según su sitio web, que incluye un contador de población, su lema es "no procrearás", y sus cuatro pilares son el suicidio, el aborto, el canibalismo y la sodomía ("cualquier acto sexual que no tenga por objeto procrear"). Supuestamente se trata de una provocación para inflamar a los activistas pro defensa de la vida.
Indígena de la tribu Yaohnanen con una foto del príncipe Felipe
El príncipe Felipe es considerado un dios de la montaña.

El movimiento del príncipe Felipe

Es un culto que le rinde una tribu de Oceanía al príncipe Felipe, consorte de la reina Isabel II de Inglaterra.
Los indígenas Yaohnanen en las islas Vanautu creen que Felipe es un ser divino, la encarnación de una figura de piel blanca, hija de un espíritu de la montaña, que se aventura en los mares para casarse con una poderosa mujer.
Bastó una visita de Felipe a las islas en 1974 para que su creencia se viera confirmada en carne y hueso. Nació una religión.

La religión de los que no dan un cuerno

El apateísmo se define más bien como una postura filosófica o teológica, que se diferencia del ateísmo en que sí es posible que haya dioses, sólo que el asunto no es importante en lo absoluto.
Hay varias corrientes destacadas, incluida quienes carecen de una motivación religiosa, quienes le son completamente indiferentes, y quienes adoptan una visión más científica, agarrados del argumento de que no hay evidencia sobre la existencia de un dios o dioses.
El autor estadounidense Jonathan Rauch lo describió como "una aversión a darle importancia a la religión de uno mismo, y una aversión aún mayor a darle importancia a la religión de los demás".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada